Miccailhuitl. Festividad de Muertos.

13 de Abril 2020-04-13

Por Karloz Miranda Yaoehecatl



Miccailhuitl. Festividad de Muertos.


"Día de muertos", una época que se redujo una celebración que en el México era antigua por lo menos cuarenta días, dos veintenas, o dos "meses" de su antiguo calendario solar. Y más que una "celebración" en realidad era una festividad religiosa, un acto ceremonioso y ritual para recordar, honrar y conmemorar a las personas que concluyeron su tiempo de vida en esta tierra, y cuyo Tonalli (energía, alma o espíritu) pensar en ir a alguno de los cuatro lugares a los que se creía que iban los "muertos", según la cosmovisión de los antiguos mexicanos. 


Queda de manifiesto que los antiguos mexicanos no se olvidan de sus muertos, porque también podrían cargar con ellos si tuvieran que migrar a otro lugar, como lo hicieron en el pasado. 


UNA


una 
















Miccailhuitl. Festividad de Muertos.

Por: Karloz Miranda Yaoehecatl


"Día de muertos", una fecha de celebración que en el México era antigua por lo menos cuarenta días, dos veintenas , o dos "meses" de su antiguo calendario solar. Y más que una "celebración" en realidad era una festividad religiosa, un acto ceremonioso y ritual para recordar, honrar y conmemorar a las personas que concluyeron su tiempo de vida en esta tierra, y cuyo Tonalli (energía, alma o espíritu) pensar de ir a alguno de los cuatro lugares a los que se creía que iban los "muertos", según la cosmovisión de los antiguos mexicanos. 

Podemos decir que la celebración real del “día de muertos” tiene sus antecedentes históricos en la antigua festividad de Miccailhuitl , por lo tanto el “día de muertos” es una tradición auténtica, total y culturalmente mexicana.

El culto a los muertos se fue gestando desde la aparición de las primeras culturas antiguas que habitaron el territorio denominado mesoamericano. Con la cultura Olmeca inicia la asociación de conceptos ideológicos vinculados con la muerte y el inframundo: el jaguar, la montaña, la cueva, la obscuridad, el frío, la noche.


Recordar su legado


Miccailhuitl era también una ceremonia para agradecer a los que nos habían antecedido y nos heredaron un legado cultural. Recordarles por sus aportes, su enseñanza, su forma de ver y entender el mundo a través de la vida y la muerte, por el conocimiento compartido. Era una ceremonia de agradecimiento, de reconocimiento, de respeto, y para volver a convivir con ellos en el recuerdo, recordando su vida, sus hechos.

Los antiguos mexicanos no olvidan a sus ancestros, los llevan en su memoria, en su corazón, en sus tradiciones y costumbres. Incluso, literalmente, no los olvidaban, pues a veces, a algunos de ellos, los llevaban envueltos, sus huesos, sus reliquias, en mantas, haciendo con ellos unos bultos mortuorios que ellos llamaron tlaquimilolli (cosa envuelta).   Queda de manifiesto que los antiguos mexicanos no se olvidan de sus muertos, porque también podrían cargar con ellos si tuvieran que migrar a otro lugar, como lo hicieron en el pasado. 





Miccailhuitl. Festividad de Muertos.

Por: Karloz Miranda Yaoehecatl


"Día de muertos", una fecha de celebración que en el México era antigua por lo menos cuarenta días, dos veintenas , o dos "meses" de su antiguo calendario solar. Y más que una "celebración" en realidad era una festividad religiosa, un acto ceremonioso y ritual para recordar, honrar y conmemorar a las personas que concluyeron su tiempo de vida en esta tierra, y cuyo Tonalli (energía, alma o espíritu) pensar de ir a alguno de los cuatro lugares a los que se creía que iban los "muertos", según la cosmovisión de los antiguos mexicanos. 

Podemos decir que la celebración real del “día de muertos” tiene sus antecedentes históricos en la antigua festividad de Miccailhuitl , por lo tanto el “día de muertos” es una tradición auténtica, total y culturalmente mexicana.

El culto a los muertos se fue gestando desde la aparición de las primeras culturas antiguas que habitaron el territorio denominado mesoamericano. Con la cultura Olmeca inicia la asociación de conceptos ideológicos vinculados con la muerte y el inframundo: el jaguar, la montaña, la cueva, la obscuridad, el frío, la noche.


Recordar su legado


Miccailhuitl era también una ceremonia para agradecer a los que nos habían antecedido y nos heredaron un legado cultural. Recordarles por sus aportes, su enseñanza, su forma de ver y entender el mundo a través de la vida y la muerte, por el conocimiento compartido. Era una ceremonia de agradecimiento, de reconocimiento, de respeto, y para volver a convivir con ellos en el recuerdo, recordando su vida, sus hechos.

Los antiguos mexicanos no olvidan a sus ancestros, los llevan en su memoria, en su corazón, en sus tradiciones y costumbres. Incluso, literalmente, no los olvidaban, pues a veces, a algunos de ellos, los llevaban envueltos, sus huesos, sus reliquias, en mantas, haciendo con ellos unos bultos mortuorios que ellos llamaron tlaquimilolli (cosa envuelta). Queda de manifiesto que los antiguos mexicanos no se olvidan de sus muertos, porque también podrían cargar con ellos si tuvieran que migrar a otro lugar, como lo hicieron en el pasado.   


Dos meses de celebraciones rituales


A diferencia de la celebración real del "día de muertos" que se realiza los días 1 y 2 de noviembre, en el México antiguo esta tradición de recordar, conmemorar, y convivir con los descargados, duraba cuarenta días, dos veintenas o meses - cempoallapohualli - de su antiguo calendario, es decir, dos meses de veinte días. Y es posible que hayan sido, según los textos antiguos, hasta tres veintenas .

Las veintenas del calendario antiguo en los que conmemoran a los ancestros fueron los "meses" noveno y décimo correspondiente al calendario civil o solar conocido como Cempohualpohualli . Estos meses fueron: Tlaxochimaco (ofrenda de flores) también llamado Miccailhuitontli , que significa, "la pequeña festividad de los muertos" o "celebración a los muertecitos", y Xocotl Huetzi (la caída del xocotl), también llamado Huey Miccahiluitl , que quiere decir, "La gran festividad de los muertos". Existió otra veintena en la que posiblemente también se dedicó a conmemorar a los muertos, esta fue: Teotleco(la llegada o el descenso de los "dioses", o el Descenso de los muertos ). 






Miccailhuitl. Festividad de Muertos.

Por: Karloz Miranda Yaoehecatl


"Día de muertos", una fecha de celebración que en el México era antigua por lo menos cuarenta días, dos veintenas , o dos "meses" de su antiguo calendario solar. Y más que una "celebración" en realidad era una festividad religiosa, un acto ceremonioso y ritual para recordar, honrar y conmemorar a las personas que concluyeron su tiempo de vida en esta tierra, y cuyo Tonalli (energía, alma o espíritu) pensar de ir a alguno de los cuatro lugares a los que se creía que iban los "muertos", según la cosmovisión de los antiguos mexicanos. 

Podemos decir que la celebración real del “día de muertos” tiene sus antecedentes históricos en la antigua festividad de Miccailhuitl , por lo tanto el “día de muertos” es una tradición auténtica, total y culturalmente mexicana.

El culto a los muertos se fue gestando desde la aparición de las primeras culturas antiguas que habitaron el territorio denominado mesoamericano. Con la cultura Olmeca inicia la asociación de conceptos ideológicos vinculados con la muerte y el inframundo: el jaguar, la montaña, la cueva, la obscuridad, el frío, la noche.


Recordar su legado


Miccailhuitl era también una ceremonia para agradecer a los que nos habían antecedido y nos heredaron un legado cultural. Recordarles por sus aportes, su enseñanza, su forma de ver y entender el mundo a través de la vida y la muerte, por el conocimiento compartido. Era una ceremonia de agradecimiento, de reconocimiento, de respeto, y para volver a convivir con ellos en el recuerdo, recordando su vida, sus hechos.

Los antiguos mexicanos no olvidan a sus ancestros, los llevan en su memoria, en su corazón, en sus tradiciones y costumbres. Incluso, literalmente, no los olvidaban, pues a veces, a algunos de ellos, los llevaban envueltos, sus huesos, sus reliquias, en mantas, haciendo con ellos unos bultos mortuorios que ellos llamaron tlaquimilolli (cosa envuelta). Queda de manifiesto que los antiguos mexicanos no se olvidan de sus muertos, porque también podrían cargar con ellos si tuvieran que migrar a otro lugar, como lo hicieron en el pasado.   



Miccailhuitl. Festividad de Muertos.

"Día de muertos", una época que se redujo una celebración que en el México era antigua por lo menos cuarenta días, dos veintenas , o dos "meses" de su antiguo calendario solar. [1] Y más que una "celebración" en realidad era una festividad religiosa, un acto ceremonioso y ritual para recordar, honrar y conmemorar a las personas que concluyeron su tiempo de vida en esta tierra, y cuyo Tonalli"Día de muertos", a eso se redujo una celebración que en el México Antiguo era de por lo menos cuarenta días, dos veintenas, o dos "meses" de su antiguo calendario solar. 

“Día de muertos”, a eso se redujo una celebración que en el México antiguo era de por lo menos cuarenta días, dos veintenas, o dos “meses” de su antiguo calendario solar. 


una 


Xochipila. El lugar de Xochipilli.

1 Lugar mágico, lugar místico, lugar sagrado, centro ceremonial dedicado al sol joven, al sol bello, a aquella energía solar que propicia la fuerza vital en todas las criaturas, que produce una vegetación abundante, frondosa, hermosa. Fuerza vital solar que favorece la primavera, la vida, en su más hermosa expresión.

1 Lugar mágico, lugar místico, lugar sagrado, centro ceremonial dedicado al sol joven, al sol bello, a aquella energía solar que propicia la fuerza vital en todas las criaturas, que produce una vegetación abundante, frondosa, hermosa. Fuerza vital solar que favorece la primavera, la vida, en su más hermosa expresión.







[Texto prueba] "Día de muertos", una época que se redujo una celebración que en el México era antigua por lo menos cuarenta días, dos veintenas , o dos "meses" de su antiguo calendario solar. [1] Y más que una "celebración" en realidad era una festividad religiosa, un acto ceremonioso y ritual para recordar, honrar y conmemorar a las personas que concluyeron su tiempo de vida en esta tierra, y cuyo Tonalli (energía, alma o espíritu ) hubieran de ir a algunos de los cuatro lugares a los que se creía que iban los "muertos", según la cosmovisión de los antiguos mexicanos.



[1] El antiguo calendario solar es conocidocomoCempohualpohuallioCempoallapohualli(la cuenta delasvenas), también le llamamos algunosXiuhpohualli. Lasveintenaserangrupos de 20 días. Cempohualpohuallies el termino más adecuado para designar a este antiguo calendario ya que se refiere a la cuenta de los grupos de veinte días. En cambio, el términoXiuhpohuallies más adecuado para referirse a otra cuenta, oa otro calendario, que era el de los años. Xiuhpohualliquiere decir,la cuenta de los años , que eran solo cuatro: acatl (carrizo), tecpatl (pedernal), calli (casa), tochtli (conejo).