Adiós Jefe Gabi… Sólo un poco aquí…

Se fue el Jefe Gabi… Capitán de La Mesa del Señor del Sacromonte… Jefe de Danza Azteca… de allá del rumbo de los volcanes, del rumbo oriente, el Tlahuiztlampa, el Primer Viento como le llama la danza azteca de Tradición Conchera

Se fue el alma, el tonalli, del Jefe Gabi al lugar donde cantan los quetzales, a la morada del sol, de Tonatiuh, donde él espera a los guerreros que en la tierra libraron una batalla… Y es que sólo los guerreros que mueren peleando, son dignos de ir a la Casa del Sol, con el guerrero mayor.

Allá, en el Tonatiuhichan, en el Tonalcalco, en la Casa del Sol, resplandecerás Jefe Gabi, allá brillaras de nuevo… Nuevamente sonreirás, nuevamente elevaras tu canto… nuevamente harás oír tu Palabra… Nuevamente danzaras…   

Tal vez se te permita tomar la forma del colibrí para venir a visitar a los tuyos, a tus seres queridos, amados… Y, como el colibrí que vuela, rondaras sus días, acecharas sus noches… Escucharán tu canto…

Inicias un nuevo camino, un nuevo proceso, iras escalando los Trece Cielos, iras avanzando en la jerarquía celestial… Ahora el ascenso, la evolución, es espiritual… Peldaño tras peldaño, tal vez llegues a conocer el Omeyocan

Sólo un poco aquí compartiste con nosotros Jefe Gabi… Gracias por todo lo compartido, de todo corazón te agradecemos por las enseñanzas, las platicas, los consejos, las historias, los cantos, las flores…

Retornas, tonalli, con la Gran Energía Creadora, el Gran Espíritu, con la Gran Fuente Universal, con el Principio Supremo Creador, el Principio Dual Supremo, la Energía Dual, el Señor y Señora de la Dualidad: Ometeotl.                

Aquí, en la tierra, cumpliste. Ya lo dijo el gran Señor Netzahualcoyotl:

¿Con qué he de irme?

¿Nada dejaré en pos de mi sobre la tierra?

¿Cómo ha de actuar mi corazón?

¿Acaso en vano venimos a vivir, a brotar sobre la tierra?

Dejemos al menos flores

Dejemos al menos cantos

No acabarán mis flores,

no cesarán mis cantos.

Yo cantor los elevo,

se reparten, se esparcen.

Así tu legado, Jefe Gabi, se reparte, tus flores del conocimiento se esparcen, y tus cantos, no cesarán. No acabarán tus flores, no cesarán tus cantos, nosotros, los danzantes, los elevamos…

Tu cumpliste Jefe Gabi, serás recordado, serás nombrado. No pasaste en vano sobre la tierra. Brotaste, floreciste, y ahora tu memoria, tu recuerdo, permanece. Como Ánima Conquistadora serás nombrado, serás recordado, una luz se encenderá en tu nombre… Ahora pasas a formar parte de los conquistadores de los Cuatro Vientos

“Que viva y que viva Gabriel Hernández,

que viva y que viva Gabriel Hernández,

que fuera conquistador, que fuera conquistador,

de los cuatro vientos”

Adiós Jefe Gabi, los que nos quedamos te recordaremos siempre, nochipa, zyanya. Seguiremos haciendo tus cantos, visitando tu oratorio, contando tus historias…

Me quedo con esa imagen tuya, Jefe Gabi, con tu sonrisa, recordando aquellas anécdotas que nos contabas y que nos hacían reír tanto…

Sólo un poco más aquí Jefe Gabi, sólo un poco aquí, no para siempre en la tierra…

Karloz Miranda Yaoehecatl

Post Author: Apromeci

Deja un comentario