Un sol deja de brillar. Lamentable pérdida del maestro Miguel León-Portilla

Por: Karloz Miranda Yaoehecatl

Dr. Miguel León-Portilla

Lamentable noticia y pérdida la muerte del maestro Miguel León-Portilla. Son de estas pérdidas cuya muerte deja un gran vacío, un gran hueco muy difícil de llenar. Por todos los grandes aportes que él hizo para el conocimiento del México antiguo, trascendentales y de gran valor, el maestro León-Portilla deja un gran legado cultural e histórico sobre nuestro pasado ancestral.

Filosofía Nahuatl

Alumno directo de otro gran estudioso y catedrático de la época antigua de México, el maestro Ángel María Garibay Kintana, aprendió de él el amor y la pasión por el estudio de las fuentes antiguas y la lengua náhuatl. Cómo no recordar aquellas palabras que el maestro Garibay Kintana le dijera entonces a aquel joven que iniciaba sus estudios sobre el México antiguo: “¿Sabe usted náhuatl?… Es cierto que en México hay quienes se dicen helenistas aunque desconocen el griego y también supuestos estudiosos de Kant o Hegel que no saben alemán. Usted no puede acercarse al pensamiento náhuatl si ignora la lengua en que está expresado”.

Dr. Ángel María Garibay Kintana

Esta pasión por aprender y desentrañar la historia del México antiguo se vio reflejada precisamente en su tesis de doctorado en la que tradujo una gran cantidad de fuentes escritas en lengua náhuatl del siglo XVI y realizando un trabajo de investigación e interpretación que a la fecha no tiene comparación. Con ese trabajo de investigación alcanzo el grado de Doctor en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM en 1956. Su tesis, convertida en libro posteriormente, se ha traducido a diversos idiomas incluidos el ruso, el checo, el francés y el alemán. En México, su obra titulada La filosofía náhuatl. Estudiada en sus fuentes, lleva más de diez ediciones.

Aportes literarios

Otro de sus aportes literarios más renombrados es el libro conocido como La visión de los vencidos en el que nos presenta una versión de la historia de la conquista española pero vista desde la perspectiva del vencido, con otra mirada, con otro enfoque, hasta entonces poco conocido para la mayoría de la población mexicana. Nos presenta en ese trabajo sin igual una serie de testimonios de la población nahua, recogidos de varias fuentes antiguas, que nos dejan una sensación de tristeza, enojo, frustración, coraje y soledad. Es un libro que toca el corazón de los mexicanos y remueve en lo más profundo de su ser sus autenticas raíces ancestrales.

Varias fueron sus obras, nos deja un legado histórico y literario sobre nuestro pasado ancestral, menester conocer. Algunas de ellas fueron: Toltecayotl. Aspectos de la cultura náhuatl; Los antiguos mexicanos a través de sus crónicas y cantares; Quince poetas del mundo náhuatl; El reverso de la conquista. Relaciones aztecas, mayas e incas; Erótica náhuatl, etc.

Es imposible mencionar en un momento todos los aportes que el maestro Miguel León-Portilla hizo para el estudio y la comprensión de las cosas del México antiguo, basta decir que su dedicación, entrega, pasión y trabajo le han convertido, indudablemente, en un fundamento principal, pilar, de la estructura que sostiene el conocimiento y el saber de nuestros ancestros en esta antigua tierra conocida como el Anahuac.

El maestro Miguel León-Portilla es ahora lectura obligada para todas aquellas personas que deseen conocer, estudiar, investigar, comprender, todo aquello que este relacionado con la historia del México antiguo.

¿Can ompa monyaz?

Como sucede cuando un maestro deje de existir en el plano físico, queda un enorme hueco, un enorme vacío… Este tipo de personas, de figuras, son irremplazables e invaluables. Todos lo somos, pero hay personas que por lo que han hecho en vida y todo lo que han aportado a sus congéneres son todavía mucho más valiosas.

Un sol deja de brillar aquí, pero su luz, a través de sus obras, nos seguirá alumbrando, guiando, en el camino del conocimiento del México antiguo. Tlazohcamati temachtiani (gracias maestro).

“¿Can ompa monyaz?

¿Can ompa nonyaz?

Icac iohui Ome Teotl

“¿A dónde iré?

¿a dónde iré?

El camino del dios de la dualidad”

Post Author: Apromeci

Deja un comentario