Plantas Medicinales deidades de la Tierra

Las plantas medicinales tienen nombres comunes que relacionan cu olor, tamaño, color, lugar de nacimiento o la región en donde proliferan. Pero también hay plantas que fueron ofrenda para los dioses, las deidades, los santos y las vírgenes. Los expertos en plantas medicinales han dicho bien que estos nombres comunes son el vínculo por el cual los pueblos se relacionan con las plantas y las hacen parte fundamental de su cultura. Pues los nombres comunes de una planta reflejan su trascendencia para las personas, y sobre todo, refleja la historia de la relación que ha tenido la humanidad con ellas.

Los estudiosos de la historia y la antropilogía han dado a la mujer como madre el reconocimiento de recolectora y cultivadora, la que desde tiempos antiguos recogía o sembraba los vegetales alimenticios con los que sostenía a sus hijos, además se encargaba de su salud con las plantas medicinales. La profesora Margarita Bru Romo, de l aUniversidad Complutense de Madrid, escribío en su libro “La mujer en el arte Prehistórico” que aquella, habituada a la recolección y al contacto directo con las plantas….. aprende a distinguir entre las meramente comestibles y aquellas susceptibles de transformarse en medicinales, en unguentos curativos, en elixires de vida o en afrodisíacos.

Ya desde la Grecia antigua, los practicantes a la medicina invocaban deidades, principalmente en cuerpo de mujer, para curar a todos sus pacientes. Por ejemplo, tenían a la Diosa Mirtis o Myrrha, que se transformó en el árbol de virtudes afrodisíacas y le dio nombre al myrrhacopum, que quiere decir “medicamento”, nuestros antiguos aztecas tenían a Temascateci, Diosa del Baño y limpiadora de las impurezas; la  que da nombre al temascal, que significa “Templo”.

Temascalteci
Temascalteci

Otras mujeres sagradas fueron inmortalizadas al convertirse en plantas muy empleadas en la medicina tradicional.Por ejemplo, La diosa Leucotea se transformó en el árbol del incienso o ligustre (Ligustrum ovalifotium), enseñando así al hombre el método de destilación para elaborarlo. La Diosa Ambrosía se convirtío en un ramo de sarmiento (vitis vinifera) que después se empleó como un aceite para ungirse el cuerpo.

Las plantas y los santos

Los fieles a la iglesia católica han sido reconocidos como grandes herbolarios. Está el caso de San Martin de Porres, nacido en  Lima  Perú en 1579.

San Martin de Porres
San Martin de Porres

Desde temprana edad aprendió el oficio de barbero y también enl de médico.

Enfermero y hortelano herbolario, Fray Martín cultivaba las plantas medicinales que aliviaban a su senfermos. Su amor humilde y generoso también lo reflejaba con los animales; su sencilla imagen era su escoba en la mano dando de comer, de un mismo plato, a perro, ratón y gato.

hierba de san juan
hierba de san juan

 Por otro lado, una planta muy conocida y reconocida en todo el mundo por sus virtudes medicinales es la hierba de San Juan ( hypericum perforatum), conocido también como hipérico. Su nombre científico deriva del griego que significa “huir, aparición” y hace referencia   a la creencia de que el aroma de la hierba de San Juan alejaba a los malo sespirítus. Había quien aseguraba que en el  aniversario de l adecapitación del santo San Juan aparecían sobre las hojas de la planta unas manchas rojas que simbolizaban su sangre. Actualmente la hierba de SanJ Juan es empleada contra la depresión, enfermedad por la que pasan muchas personas en algún momento de su vida.

El cardo santo (Cirsium mexicanum, Hemsley) ha recibido este título de “Santo” o “bendito” debido a sus muchas propiedades medicinales, pero sobre todo en la antigüedad por sus efectos contra la peste. Fue utilizado durante la Edad Media contra esta temible enfermedad, y en el siglo XV se le suministró al emperador Federico III de Alemania, que padecía de fuertes jaquecas. Asimismo, el cardo mariano (sylibum marianum) es también conocido como “ cardo lechero” por una antigua tradición que hace referencia a las manchas blancas de las hojas de esta plantaya que se dice, fueron producidas por la leche de la Virgen María, al esconder a su hijo  Jesús de los soldados de Herodes, lo ocultó bajo las hojas de un cardo. Sin embargo, en su  precipitada huida dejó algunas gotas de leche sobre sus hojas, dando lugar a su jaspeado. Por ello se empleaba para las mujeres durante la lactancia.

cardo santo
cardo santo

Las semillas de Cardo Mariano han sido utilizadas en el tratamiento de los transtornos hepáticos. Se cree que está acción era debida a los principios amargos que contienen. Asi es como las culturas y los pueblos veneran a la naturaleza, Diosa y madre de todos lo seres humanos.

cardo mariano

Post Author: Apromeci

Deja un comentario