Pochote el árbol hecho dios.

En la región del Tepozteco, estado de Morelos, los mercados de artesanías venden representaciones de escenarios en miniatura de esta bella región. Estas son talladas en las delicadas y olorosas espinas del pochote (Ceiba pentandra ,L), un árbol típico de la zona. El pochote es una especie arbórea que desde tiempos ancestrales es apreciada en México, pues está vinculada a las creencias de los pobladores de Tepoztlán.

Pochote (Ceiba Parvifolia)

Para la cultura maya, el pochote tiene una gran relevancia, pues se considera un ser sagrado ya que, según la mitología, de sus entrañas proviene su ascendencia, la abundancia de sus recursos naturales y la protección que los dioses les dieron a este pueblo. De hecho, se tenía la creencia de que la cantidad de hojas que produce el pochote durante la primavera y el verano, indican  el grado de fertilidad de sus cosechas. A simple vista, el pochote es un árbol impactante por su altura de aproximadamente 60m; tanto particular que brinda un placer extraordinario, casi mágico a la mirada, al olfato y al tacto. Está cubierto de espinas triangulares y sus ramas escasas, pero gruesas y fuertes, sostienen la copa redondeada. También posee hermosas flores grandes de color amarillo , de pétalos aterciopelados y perfumados.

Propiedades Medicinales

Desde las épocas prehispánicas, el empleo del pochote ha sido múltiple en todos los aspectos. Su savia ha sido en la medicina popular contra el ardor de ojos y para curar la conjuntivitis. Además la cocción de la corteza tiene propiedades diuréticas. Su madera se usa en el centro de Veracruz para la fabricación de artículos torneados y como chapa para centros de madera. Sus semillas son comestibles y se le extrae un aceite de olor agradable que puede ser utilizado tanto en la cocina como combustible de lámparas, lubricante y antioxidante. El producto más interesante de este árbol es la fira capoc, un material que rodea las semillas. El pochote se usa medicinalmente en todos los lugares que crece, pero aún no se conocen sus componentes químicos. Se utilizaban las hojas, corteza y la resina de las semillas. Su acción medicinal es astringente y diurética. Ayuda a reducir las fiebres, es eficaz para la disentería ( inflamación del intestino grueso), diarrea infantil, congestión bronquial y hemoragias uterinas anormales.

Para su uso externo se usa como cataplasma para controlar las erisipelas, una enfermedad aguda, febril y contagiosa que se caracteriza por la inflamación de la piel y las mucosas. Aunque usted no lo sepa, el capoc se ha usado en instalaciones acústicas y en rellenos para salvavidas.

Poema para un árbol

Otras virtudes muy destacables del pochote es que debido a la carencia de sustancias nutritivas, carece de parásitos y por su facilidad para quemarse se emplea en la fabricación de explosivos y en piezas de pirotecnia. Como no causa alergías, es utilizado frecuentemente como relleno de colchones y almohadas para uso de personas asmáticas y alérgicas a la lana o plumas. Curiosamente, pochote tiene su mecanismo de defensa al segregar un néctar dulce alrededor de las espinas, para alimentar a colonias de avispas que ahuyentan a los depredadores. Es así como este majestuoso árbol ha sido venerado por diversas culturas, de distintas épocas y diferentes latitudes. De hecho, la escritora Rosario Castellanos (1925-1974) también dedicó su tributo al pochote en un hermoso poema que dice así.

Al árbol que hay en medio de lo spueblos. Por caminos de hormigas traje el pie del regreso hasta este corazón de alto follaje trémulo. Ceiba que disemina mi raza entre lo svientos, sombra en la que se amaron mis abuelos. Bajo tus ramas deja que mi canto se acueste.

Padre de tantas voces, protégeme.

Post Author: Apromeci

Deja un comentario