Festival Huey Atlixcáyotl, donde la danza se llena de color

Todo un día de danza, todo un año de preparativos, toda una tradición de siglos… y todo un mosaico humano: nahuas, otomiés, totonacas, popolocas y mixtecas de los valles centrales, La cañada, la Mixteca poblana, la región costera, los volcanes, la tierra caliente, la región popoloca, la sierra de tehuacán, la huasteca, los llanos y la sierra norte. Las once regiones del estado. Cada atuendo, adorno y danza, cada lengua con sus vocablos y tonos diferentes, cada tradición recreada en torno al baile, cada creencia y costumbre, artesanía, cultivo y objeto tomado del medio ambiente, une más, reaviva y reafirma la identidad de los pueblos indígenas del estado, en Atlixco. Por eso el importante encuentro de danza con sede en esta ciudad se llama Huey Atlixcáyotl, es decir, la gran fiesta de la tradición atlixquense.

En Atlixco, el cerro de San Miguel siempre ha estado en las miradas y en las mentes de los habitantes asentados en su alrededor.

Ppopocatica, “el humeador”, lo llamaron antes de la conquista, pues el humo de los rituales en honor a Quetzalcóatl y xochipilli, deidad  ésta de música y las flores, era parte de su paisaje. Los misioneros de la colonia, tratando de sustituir a las deidades anteriores, le construyeron a lado a San Miguel Arcámgel una capilla en la cima; sin embargo el cerrito conservó los restos de sus adoratorios prehispánicos…. Y de los rituales que en él se han celebrado: las danzas.

ATLIXCO, Pue. 28 Septiembre 2014.- Grupos de danzantes participan en la 49 edición del festival Huey Atlixcayotl, que reúne a las 11 etnias pertenecientes a las regiones del Estado de Puebla y que se lleva a cabo en el Cerro de San Miguel. //Francisco Guasco/Agencia Enfoque//

¿Cómo surgio la tradición ?

A la mitad de la ladera norte del cerro, en una explanada robada a la pendiente, se encuentra el Netotiloaya, lugar de la danza, escenario del Átlixcáyotl, con sus gradas y su foro. En medio de éste, el conocido mástil de la Danza de los voladores de la Sierra Norte, y en el extremo izquierdo el arco florido por donde salen cada uno de los cientos de participantes del encuentro dancístico. Esta gran reunión surgío en 1965, retoamda de tiempos antiguos por el estadounidense Cayuqui Estage Noel. Dos décadas despúes, la estafeta de la organización pasó a la señora Guillermina Peña, como Presidenta de la Asociación cultural Atlixcáyotl. Actualmente es doña  María Elena Pacheco quien ocupa el cargo y coordina todos los preparativos para realizar el Átlixcáyotl los días 23 y 24 de septiembre. En 1996 se declaró al Huey Atlixcáyotl patrimonio Cultural del Estado de Puebla El Atlixcáyotl, que recuerda a una Guelaguetza de Oaxaca no comercializada, es motivo de reflexión: en México cada estado encierra riquezas con las que se podrían organizar encuentros similares.

¿Qué danzas se presentan ?

De cuauxicala, por el rumbo de Huachinango, en la Sierra Norte, llega la danza de moros y cristianos, representación del enfrentamiento entre españoles y musulmanes con que los conquistadores sustituyeron las danzas guerreras indñigenas: y de San Pedro cuaco , una poco común versión femenina de esta danza. La zona de la mixteca, colindante con Oaxaca, está representada por Acatlán, con su danza de Tecuanis, o jaguares, y por  El rosario Micaltepec, conn sus jarabes. Danzas, danzas. Pintorescas como el son del gallito, de  San Juan Ocotepec, región de los Volcanes; danzas de conquista, como la de Santiagos, de jalpan, Sierra Norte; danzas de fertilidad, como la de los Enanos, tradicional en la Soledad Morelos, la cual oculta, tras su aspecto juguetón antiguos ritos de petición de lluvia.

¿ Cómo inicia ?

La ceremonia de apertura, por tradición, coresponde al pueblo vecino de San Jerónimo coyula hacer La llamada, con los rítmos prehispánicos de la chirimía y el huéhuetl, para convocar a la gran fiesta, según la costumbre antigua. La inauguración continúa con la entrega del topilli o bastón de mando de la fiesta a la autoridad gubernamental presente y luego se corona de flores a la Xochicíhuatl, quién preside el encuentro acompañada de las Xochipilme, las muchachas que obtuvieron el segundo y tercer puesto en la ellección.

Son ellas, junto con la presidenta de la Asociación Cultural Atlixcáyotl, quienes cortan el listón inaugural del arco enflorado por donde brota la cascada de danzas. La mazorca florida cargada de danza se desgrana; una tras otra y otra se suceden las danzas.

Los danzantes que se preparan para su participación se transforman al vestirse, al colocarse las máscaras. Dejan a un lado su estado de ánimo, y con él, a su yo, para meterse en el Universo y repetir los fenómenos de la naturaleza y recrear los acontecimientos divinos y humanos.

El cierre de la ceremonia

La mazorca florida cargada de danzas se desgranó; sólo falta la última de ellas, que está por concluir: entre el silencio de la expecctación los. Hombres apjaro de la Sierra Norte desienden voalndo en torno del mástil sagrado. Bajan de las alturas como bajan las nubes para arroapr al Popocatépetl, que empieza a prepararse para pasar la noche. Bajan del Netotiloaya los hombres de la danza ybajan del cerro los espectadores. Por último, baja el sol al nivel del suelo y se entierra en él. La misión está cumplida La satisfacción se eleva, y con ella la espera gustosa del siguiente Atlixcáyotl.

Post Author: Apromeci

Deja un comentario