Uña de Gato para el dolor

Esta planta que desde su descubrimiento por la medicina moderna es aplicada para resolver los problemas de dolores por reumatismo, inmunodeficiencia HIV o SIDA, normalización de algunas funciones del sistema inmunológico, para infecciones de toda índole, úlceras y tumores, para ayudar a la coagulación de la sangre, en enfermedades degenerativas como cáncer y tumores, para combatir procesos virales, para normalizar irregularidades del ciclo menstrual, gonorrea, debilidad general y en la convalecencia, diabetes, heridas profundas, hemorroides y fístulas; es la popularmente conocida Uña de Gato (Unacaria tormentosa).

Esta es una liana de la familia de las rubiáceas y su nombre lo adquiere de las espinas que tiene, que se parecen a las garras de los gatos, enredadera y trepadora de uso medicinal originaria del Perú, que crece en tierras vírgenes de la selva peruana, pero también en tierras bien reposadas por un tiempo prolongado, es tradicionalmente usada para hacer un té que cura varias enfermedades, para lo cual se utilizan su corteza, sus hojas y la raíz.

Uña de gato
Uña de Gato

La planta de uña de gato se aplica desde hace muchos siglos para curar heridas profundas y para aliviar dolores de los huesos, para los riñones y para tratar a las mujeres después del parto. En la Organización Mundial de la Salud (OMS) hubo unanimidad sobre el hecho de que después del descubrimiento de la quinina, ninguna otra planta de la selva húmeda logró despertar tanto interés como lo hizo esta. El interés se concentraba sobre todo en los alcaloides, ya que por lo menos 6 de ellos eran capaces de aumentar el nivel de inmunidad hasta un 50%. Cinco de los Alcaloides fueron clínicamente documentados por tener efectos contra la leucemia, tumores, úlceras e infecciones y artritis.

La también llamada Tambor Huasa, generalmente se prepara en té, luego de la cocción en agua se puede ingerir tanto fría como caliente dando uso para tratar asma, cicatrización de heridas, dolor de articulaciones, por sus propiedades antiinflamatorias; para problemas estomacales, como agente anticoagulante, recomendado para la mala circulación y ateroesclerosis por la prevención de accidentes cardiovasculares.

Esta planta inmunoestimulante, antinflamatoria, antirradiales libres, antimutágena, citostática, antiviral, desintoxicante, resolutiva del tracto digestivo, antalérgica, desintoxicante de toxinas ambientales, anafrodisíaca para los varones, antiagregante plaquetaria y protectora de eritrocitos frente a tóxicos, es excepcional para el cuidado de la salud.

Uña de Gato

También posee en su gama de usos el aliviar trastornos de la próstata, efectiva como limpiadora intestinal y como antioxidante, actúa como un reconstituyente celular, da soporte en casos de quimioterapia y/o radiaciones. No hay ningún efecto secundario grabado del uso de la uña de gato. Sin embargo, se han tratado muy pocas personas con ella. Los productos de la uña de algún gato dicen que no deben usarse por las mujeres embarazadas o por las personas con desórdenes inmunes como la esclerosis múltiple.

Referencias de sus orígenes e investigación científica

La uña de gato es un producto herbario hecho de la raíz de una parra que crece en Perú. Los nativos locales lo han usado por siglos para tratar una variedad de problemas de salud. Hace 30 años se investigan sus propiedades curativas por científicos de la medicina.

Una gran diversidad de estudios se han realizado en universidades de Europa y Sur América. Los análisis científicos han determinado que la raíz y la corteza contienen alcaloides, glucoácidos fenólicos, cicatrizantes, antiácidos, etc. Solo hay que recordar no darse a los niños, a mujeres embarazadas ni a mujeres lactantes, ya que en altas dosis pueden causar diarrea, presión arterial baja, mareo y hematomas o sangrado de las encías.

Los indígenas de la selva peruana, sobre todo la tribu de Ashaninka, han usado la uña de gato por siglos como una medicina. No atrajo la atención de investigadores hasta los años setenta. La uña de gato contiene químicos llamados alcaloides oxindoles. Un investigador llamado Klaus Keplinger patentó algunos de éstos basados en la evidencia de su efecto sobre la función inmune. Sin embargo, una patente no es la misma cosa que una aprobación por la Administración de Comidas y Drogas (United States – Food & Drugs Administation). Keplinger ha usado la uña de gato para tratar a algunas personas con herpes o VIH.

uña de gato
Uña de Gato

Hoy por hoy, las propiedades de la Uña de Gato son indiscutibles. Un fenómeno de la medicina natural que ha llegado a traspasar fronteras, gracias a su industrialización, con lo que se transporta en cápsulas o pildoras. Sin embargo, muy pocos saben la gran cantidad de beneficios que puede traer su consumo en la dieta diaria.

Además, no hay ninguna reacción negativa conocida entre la uña de gato y medicamentos u otras hierbas. Sin embargo, la mayoría de las interacciones entre las hierbas y los medicamentos no se ha estudiado, pues generalmente se opta por alguno de los dos tratamientos, no ambos, pero siempre es conveniente preguntar a su médico o al asesor herbolario que le esté atendiendo.

Post Author: Apromeci

Deja un comentario