Mandrágora, La raíz que grita

A través de la mitología hay diferentes plantas místicas, una de ellas es la raíz fanerógama de la familia de las solanáceas que es usada en rituales mágicos y algunas religiones. La planta de raíz con forma semejante a un humano a la que nos referimos es la mandrágora (Mandragora autumnalis).

También conocida como manzana de Satán, manzana del amor o planta de Circe, la mandrágora es conocida desde la antigüedad como planta afrodisíaca y estimulante de la fertilidad. Ha sido considerada como una planta mágica debido a la forma antropomórfica de la raíz. Poseedora de tallos verde oscuro, hojas anchas de superficie rugosa, con raíz gruesa ofuscada y con flores que salen del centro y son de color blanco violáceo. Su nombre procede del griego y significa “dañino para el ganado”. Es en otoño cuando da un fruto con aspecto similar al de una manzana, en tono amarillo o naranja, exhala un olor fétido y si es ingerido produce alucinaciones.

mandragora o manzana de satán
Mandragora

Esta planta crece en bosques sombríos, a la vereda de ríos y arroyos donde la luz del sol no penetra. Su raíz es gruesa, larga, generalmente dividida en dos o tres ramificaciones de color blancuzco que se extienden por el suelo.

Mitos a su alrededor

La mandrágora ha sido protagonista de muchas leyendas y rituales. Los magos hacían con ella algo similar a una figura humana y las adoraban como a dioses. Durante la Edad Media era utilizada por las brujas para sus diferentes rituales y ungüentos. Se creía que la planta tenía características humanas porque sus raíces parecían dos piernas. La leyenda asegura que todas las raíces de mandrágora se transforman en hombrecitos de verdad, como pequeños duendes que se dedican a favorecer al dueño de la planta.

Se dice que esta planta grita lamentándose cuando es arrancada de la tierra, con lo que puede enloquecer a las personas e incluso ocasionar la muerte. Por eso para su cosecha suelen amarrar un perro a la planta para arrancarla. Era usada tanto en magia negra como en magia blanca, ya que es venenosa y curativa al mismo tiempo, según el uso.

Usadas a menudo antiguamente como hipnótico y hasta empleadas en las operaciones medicas de algunas escuelas. Una leyenda alemana de principios de la Edad Media, decía que un criminal ejecutado en completa desnudez en una encrucijada pierde su último semen en el momento en el que se le quiebra la cerviz. Este semen se vierte sobre la tierra y la fecunda, de él procede la mandrágora: un hombrecillo o una mujercilla. Quien la cultive le servirá como amuleto contra la brujería y traía a casa mucho dinero, pero la desdicha perseguía a los demás habitantes de la casa y el poseedor se sentía impulsado a la avaricia y a todos los crímenes hasta arruinarse.

manzana de satán o mandragora

Químicamente, está formada por alcaloides, tales como atropina y escopolamina. Se usaba como anestésico, ya que estas sustancias merman los impulsos nerviosos. En ciertas dosis puede ser usada como estimulante, se dice que favorece la libido y en cierta cantidad es incluso venenosa. Aunque no hay investigaciones al respecto, es poco probable que la mandrágora genere tolerancia o adicción física o psicológica, por lo que no se espera ningún síndrome abstinencial a partir de su retiro.

Usos terapéuticos

Con fines medicinales se recogen las raíces que se secan al aire y se muele. La raíz de mandrágora se clasifica dentro de grupo de hierbas anodinas (hierbas que calman el dolor) por sus propiedades narcóticas y soporíferas y se utiliza para tratar dolores reumáticos. Externamente tiene propiedades antiinfecciosas. En la medicina antigua las hojas de mandrágora hervidas en leche se aplicaban a las úlceras; la raíz fresca se usaba como purgante; macerada y mezclada con alcohol se administraba oralmente para producir sueño o analgesia en dolores reumáticos, ataques convulsivos e incluso de melancolía.

De esta planta es extraída la droga Etopósido, que se usa para tratar cáncer testicular y cáncer de pulmón, debido a que pertenece a una clase de medicamentos conocidos como derivados de podofilotoxina; por lo que desacelera o detiene el crecimiento de las células cancerígenas. Si llega a ingerir una dosis elevada de mandrágora, tome en cuenta que es bastante tóxica y aunque se conocen pocos casos de envenenamiento, se recomienda de inmediato provocar el vómito o lavar el estómago con 2 a 4 litros de agua, de preferencia con carbón activado.

mandragora
Mandragora

La creencia popular dice que la magia blanca obtiene excelentes resultados para curar todas las enfermedades de los órganos sexuales, los riñones y, sobre todo, es el remedio por excelencia contra los males del bazo, y el bazo tiene gran importancia astral. En la antigüedad fue objeto de superstición, de leyendas que han llegado hasta nosotros en torno a esta peculiar raíz de forma humana.

Post Author: Apromeci

Deja un comentario