Herbolaria, su herencia ancestral

El conocimiento empírico y la tradición se venden en sobres cuyo contenido remedia males, tal y como lo hacían los antepasados, pero en el presente.

“Estas son hierbas que crecen en la Sierra, de allá las traemos y las vendemos”, relató una vendedora, perteneciente a la etnia rarámuri.

La mujer relató que lo que sabe de herbolaria es aquello que se adquiere por herencia familiar, y que para su comunidad es algo cotidiano ante la imposibilidad de acudir al doctor, debido a las grandes distancias que hay desde donde se encuentran sus pueblos hasta las clínicas y consultorios más cercanos.

“A veces los mismos doctores nos dicen que es mejor lo que tomamos que las medicinas que venden en las farmacias. Ya si alguien quiere algo más especial va con los curanderos”, dijo.

Lo anterior ayer durante el cierre del Festival Indígena Muki, realizado en las instalaciones del corredor de la avenida 16 de Septiembre.

En las mesas donde son ofertadas artesanías y manualidades, también se ofrecen remedios: para la tos, el gordolobo; para la anemia, el muicle; para la gripe, yerbanís y una gran variedad de hierbas para curar diferentes enfermedades.

“El té de laurel es bueno para muchas cosas, incluso sólo para disfrutarse, por su exquisito sabor, o para calmar el estrés”, dijo la vendedora.

Los sobres más caros cuestan 40 pesos, pero recurrir a este método significa un ahorro de hasta la consulta médica, pues ellas mismas les indican qué pueden consumir para remediar sus padecimientos de manera natural.

Luis Bautista, representante de la comunidad huichol, dijo que estos festivales tienen la intención de brindarles un espacio para que ellos puedan demostrar la riqueza de sus etnias.

Durante estos tres días que el festival estuvo en el sector, el número de visitantes fue incalculable, dijo.

“Nos sentimos orgullosos de ser tomados en cuenta, y nos sentimos agradecidos. Esperamos que esto siga para demostrar que en Juárez hay mucha cultura, que hemos venido de diferentes estados pero que vivimos aquí”, dijo.

Se estima que asentados en esta ciudad existen 18 mil integrantes de diferentes etnias.

Los mismos residen en diversas colonias de la localidad, como la Plutarco Elías Calles, Siglo XXI, Kilómetro 30, Granjas de Santa Elena, Rancho Anapra, María Martínez, Riberas del Bravo, Senderos de San Isidro, Las Torres, México 68 y otras.

 

FUENTE:  diario.mx  

Post Author: Apromeci

Deja un comentario