Revaloran la medicina tradicional

 La risa puede combatir el trauma. Las limpias espirituales pueden ser utilizadas para combatir la adicción a los opioides. El extracto de cactus podría combatir la diabetes y la obesidad.

Estos conocimientos son del curanderismo –la curación tradicional indígena del suroeste americano y de Latinoamérica.

El profesor de la Universidad de Nuevo México, Eliseo ‘Cheo’ Torres, ha incluido estos pensamientos en un nuevo y auténtico libro de texto en conexión a su curso de fama internacional sobre el curanderismo.

El libro ‘Curanderismo: El Arte de la Medicina Tradicional sin Fronteras’, mismo que fue lanzado al mercado la semana pasada, coincide con la reunión anual, organizada por Torres, de estudiantes curanderos de alrededor del mundo en la Universidad de Nuevo México.

Por casi 20 años, los curanderos y sus estudiantes han venido a Albuquerque para reunirse e intercambiar ideas sobre remedios tradicionales que por muchos años fueron ignorados y ridiculizados.

Torres, quien también es vicepresidente universitario de relaciones estudiantiles, dijo que la popularidad del curso anual y de una clase similar en línea que el imparte lo convenció que necesitaba haber un libro de texto sobre el curanderismo.

‘Este libro de texto salió de la experiencia de esta clase y de las ideas que han sido compartidas a través de los años’, dijo Torres durante una ceremonia matutina especial con danzantes aztecas en el plantel.

‘Desde curanderos en México hasta aquellos en África, muchos tienen longevas tradiciones de curación que están siendo redescubiertas por una nueva generación’, agrega.

El curanderismo es el arte de utilizar métodos tradicionales de curación como hierbas y plantas para tratar una variedad de malestares. Siendo practicado por muchos años en las aldeas nativo-americanas de México y otras partes de Latinoamérica, los curanderos también se encuentran en Nuevo México, el sur de Texas, Arizona y California.

Los antropólogos creen que el curanderismo sigue siendo popular entre los hispanos de bajos recursos debido a que no tienen acceso al cuidado de la salud. Pero dicen que la práctica está ganando adeptos entre aquellos que quieren hacer uso de la medicina alternativa.

‘Creo que la gente está decepcionada con nuestro sistema de salud’, dijo Torres.

‘Algunas personas no pueden costearse un seguro médico, y están buscando otras maneras para empoderarse y buscar un remedio’, agrega.

El libro de texto ofrece una lista de plantas medicinales que ayudan al sistema digestivo, y ahora los curanderos han recurrido a la terapia de la risa para lidiar con ciertas experiencias traumáticas.

Ricardo Carrillo, un psicólogo certificado y curandero de Oakland, California, dijo que está viendo que cada vez más las personas jóvenes recurren al curanderismo para lidiar con ciertos problemas como las adicciones y el dolor físico.

‘Sí, hay que someterse a una desintoxicación y hacer todo lo que se supone que debes hacer para limpiar tu cuerpo’, dijo Carrillo, quien vino al taller de Albuquerque como ponente. ‘El curanderismo te puede ofrecer las herramientas espirituales para mantenerte limpio y para ponerte en manos de un poder más elevado’.

Entre los malestares que los curanderos tratan están el mal de ojo, y el susto, por ejemplo.

El mal de ojo es la creencia de que si alguien mira con admiración a una persona, ésta puede debilitarse, por lo regular es común que los niños caigan víctimas del mal de ojo, el cual puede conllevar a que la persona tenga mala suerte o incluso a que pierda la vida.

El susto es una enfermedad que, según la tradición, puede ser contraída tras una experiencia atemorizante, como un accidente automovilístico o tropezar con algún objeto que escapó de nuestra vista. Aquellos que creen que sufren de susto dicen que sólo un curandero puede aliviarlos.

 

FUENTE: diario.mx

Post Author: Apromeci

Deja un comentario