Guachichila, un “curita” para el estreñimiento y para la piel

Huachichilillo, Huachichila o Huizizile morado, es una hierba anual de 20 a 50 cm de altura, cubierta de pelillos ásperos. Las hojas están sin soporte que las una al tallo, y son alargadas y pequeñas, con los bordes dentados con hilillos; tiene flores pequeñas de color azul con un labio, y sus frutos son cápsulas.

Alfonso herrera, en el siglo XX, reporta la guachichila para curar las fiebres en general. Posteriormente, la Sociedad Farmacéutica de México la refiere como diaforética y emetocatártica. Es originaria de México y habita en climas semicálido y semiseco, desde los 1500 hasta los 2550 m snm. Planta silvestre que crece en laderas o en terrenos de cultivo abandonados, asociada a vegetación perturbada de matorral xerófilo, pastizal y bosques de encino, de pino y mixto de encino-pino.

Guachichila

La guachichila (Loeselia coerulea), planta anual,  tiene como sustancias activas  taninos y una resina purgante, es usada en forma de infusión y cocimiento. Tiene propiedades digestivas, diuréticas, diaforéticas y como calmante en enfermedades broncopulmonares.

Las personas aprecian la guachichila porque es útil en:

Trastornos de la piel, ya sea en uso externo e interno: abscesos, acné, carbuncos, dermatitis atópica, dermatitis herpetiforme, eccemas, heridas, forúnculos y psoriasis.

El cocimiento de la planta se hace a razón de 20 gramos por litro de agua, es indicado para aumentar la cantidad de orina y como sudorífico. Puede tomar entre 2 a 3 tazas de esta infusión al día.

Actúa como purgante, de manera que ayuda a prevenir o reducir el estreñimiento ocasional.

En Aguascalientes y Puebla se utiliza principalmente esta planta para enfermedades renales (vejiga, ardor de orina, mal de orín y dolor de riñones). Asimismo, se le emplea para el dolor de estómago, la disentería, granos en la boca  y dolor de muelas.

En Puebla se le usa además como cicatrizante y en quemaduras viejas.

En Oaxaca es aprovechado para tratar el “espanto”, éste se describe como un mal provocado por un susto repentino, a partir del cual la persona comienza a tener decaimiento, fiebre, temor, un estado de inquietud y de ansiedad, hasta llegar a un agotamiento, que según se dice puede provocar la muerte; las curanderas comentan que el espíritu queda en el sitio donde ocurrió el hecho o susto. Para su tratamiento se prepara una infusión con las ramas y hojas de guacichila y se da a tomar periódicamente, previa indicación del terapeuta, según sea el caso.

Es un remedio para el corazón: lo abre al fluir del universo. El corazón puede estar cerrado por una herida, el miedo o la soledad. Las personas que necesitan guachichila están emocionalmente cerradas y son temerosas. Temen que el amor se les escape y se queden sin nada. Pueden ser posesivas y codiciosas con los objetos que representan el amor.

También para el ardor de orina y para la vejiga, su cocimiento en (tomada) se hace junto con bretónica y se toma como agua  medicinal.

Para el tratamiento de las hinchazones de pies o estómago se muelen (machucan) las hojas y se les pone orines de alguna persona, esta preparación se unta sobre la parte afectada.

Post Author: Apromeci

Deja un comentario