CACTÁCEAS MEDICINALES

La familia de las cactáceas está constituida por unas 1500 especies de plantas carnosas, suculentas, de figura de melón o de cirio o de tallo segmentado en palas superpuestas, por lo regular sin hojas o con hojas muy pequeñitas y, en cambio, con numerosas espinas. Las flores suelen ser grandes y hermosas, con las hojas que las forman  soldadas en una especie de tubo o trompetilla más o menos prolongado; por fuera de él, están los numerosos sépalos del cáliz, verdosos y dispuestos en torno a dicho tubo. El cultivo comercial de cactus evolucionó considerablemente en la segunda mitad del siglo XX y se encuentra distribuido en forma amplia en todo el mundo.

Las distintas partes de las plantas de cactus: frutas, flores y cladodios o paletas, han sido tradicionalmente usadas con fines medicinales en varios países y en particular en Latinoamérica.  Las cactáceas son plantas xerófilas, que presentan una gran variabilidad en su germoplasma.

Biznaga

Sus especies se adaptaron en zonas áridas donde el agua es el principal factor limitante para la mayoría de los vegetales y pueden alcanzar niveles de productividad aceptables, incluso en años de severa escasez de agua. Sus usos son numerosos y muy diversos.

Algunas investigaciones científicas recientes indican que ciertos productos obtenidos de los cactus pueden emplearse como aditivos alimentarios, principalmente fibras, colorantes y mucílagos. En la actualidad, en varios países americanos se comercializan fibras obtenidas de cladodios de cactus en distintas presentaciones como galletas, barras u otros tipos de alimentos.

Datos recientes dieron cuenta que los cactus reúnen un alto contenido de fotoquímicos sustancias presentes en las plantas con comprobados beneficios para la salud que les otorgan un valor agregado.

Tradicionalmente, los cactus se utilizaron para el tratamiento de gastritis, fatiga y daño hepático por abuso de alcohol, tos, quemaduras y asma tanto en México como en China y la India.

Hoy en día es reconocido como agente vegetal para el tratamiento de la diabetes tipo 2. En Italia, las flores se usan para lograr un efecto diurético y en Israel descubrieron que las flores secas pueden ser usadas para tratar problemas prostáticos.

Cactáceas

La acción antioxidante es uno de los numerosos mecanismos por los que los productos derivados de los cactus ejercen efectos benéficos en la salud. La dieta con frutas de opuntia disminuye el estrés en humanos   ya que actúa en la disminución del daño oxidativo de los lípidos, mejorando el estado antioxidante general.

Los extractos de las frutas poseen acciones analgésicas y antiinflamatorias y se logró la reducción de lesiones gástricas en ratas por el uso de polvos extraídos del tallo y las frutas. En contraposición a lo que ocurre con anti-inflamatorios no esteroidales, no se notaron efectos adversos por la acción de estos productos naturales.

En general, el consumo de frutas y verduras está asociado a la prevención de varias enfermedades humanas. El daño oxidativo es un factor importante de riesgo para varias enfermedades incluyendo el cáncer y las enfermedades cardíacas. Los extractos de cactus alteran la expresión de algunos genes relacionados con el crecimiento celular y la apoptosis. Otros estudios recientes sugieren que los extractos de frutas de cactus inhiben la proliferación de líneas celulares cancerosas de cuello uterino, ovario y vejiga y suprimen el crecimiento en modelos in vivo de tumores ováricos en ratones. En base a estos estudios se deduce que los extractos de cactus podrían ser buenos candidatos para la prevención de cáncer tanto para la población normal como la de alto riesgo y para la prevención de la recurrencia en pacientes con cáncer previo pudiendo aplicarse en tratamientos de largo término dada la inocuidad de estos extractos.

Experimentos llevados a cabo en pacientes con diabetes mellitus –no insulino dependiente- confirmaron los efectos hipoglucemiantes.

Sin olvidar el sorprendente efecto antiobesidad de una planta suculenta, llamada Hoodia gordonii, se comercializan píldoras para el control del apetito que se fabrican a partir de esta planta de sabor amargo que crece en el desierto del Kalahari .

Cactáceas que alimentan

Los dos cactus mas usados para fines alimenticios y medicinales son la pitaya y el nopal. El nopal es muy apreciado para el tratamiento  de la constipación y actuando como un laxante natural.

Nopal

Fortalece la inmunidad del cuerpo.

Reduce y previenen de la inflamación en los músculos a lo largo del cuerpo, incluyendo los que se encuentran en el tracto gastrointestinal y los músculos de la vejiga.

Reduce los niveles de colesterol en el cuerpo.

Actúa como una fuente de antioxidantes.

Ayuda a tratar las úlceras gástricas.

Se pueden aplicar por vía tópica para curar heridas, raspaduras y picaduras de insectos.

Sobre la pitaya, del género Hylocereus se consume su fruto llamado  pitaya o fruta del dragón. A pesar de ser una planta originaria de América Central, también se cultivan en los países del sur de Asia, como Tailandia, Indonesia, Malasia y Filipinas. Dependiendo de su área de crecimiento, encontraremos pitayas son de color rojo o amarillo brillante, o blanco. Se come el fruto sin piel y se puede hacer jugo o vino.

Pitaya

Esta fruta es baja en calorías, pero fibrosa en el contenido, por lo que es un alimento ideal para personas que hacen dieta. También es rica en poli-grasas saturadas, que son las grasas saludables que el cuerpo necesita.

Es rica en minerales y vitaminas como la vitamina C, calcio y fósforo.

Comer esta fruta ayuda a estimular la liberación de toxinas y sustancias químicas nocivas del cuerpo.

También controla y ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre en pacientes con diabetes.

Se trata de una valiosa fuente de antioxidantes naturales.

Esta fruta es rápidamente absorbida y metabolizada por el cuerpo, cuando se come, por lo que la pitaya se puede utilizar como un suplemento natural de la vitamina C en lugar de una pastilla.

Tiene un efecto reductor sobre los niveles de colesterol y la presión sanguínea en el cuerpo, por lo tanto ha demostrado su utilidad para aquellos que sufren de presión arterial alta y la diabetes.

Las cactáceas en la belleza

La aplicación de productos de cactus como cosméticos está aún más desarrollada que sus propiedades medicinales. Champús y geles de baño, entre otros productos cosméticos, son manufacturados y comercializados en varios países de América y Europa.

Por otra parte, el pigmento rojo carmín, producido por la cochinilla un insecto que crece sobre los cactus ha sido reconocido por la OMS como hipoalergénico y es muy usado en agroindustrias para la elaboración de lápices labiales y rubor. Posee antioxidantes, por lo que contribuiría a la preservación frente al deterioro oxidativo.

El mas conocido por todos aunque no es propiamente un cactus es el Aloe, aparte de sus propiedades a nivel cutáneo  como remedio contra quemaduras e irritaciones de la piel es un excelente suplemento para el sistema gástrico, desde indigestión, síndrome de colon irritable y colitis han experimentado alivio tomando aloe vera.

Aloe Vera

Post Author: Apromeci

Deja un comentario