Familias oaxaqueñas llevan víveres a indígenas mixes damnificados por sismo

Los voluntarios cargaron los víveres en sus vehículos, fueron a comprar maíz y emprendieron el viaje de 187 kilómetros hasta la Sierra norte del estado.

Con ellos viajó un médico para atender personalmente a la población afectada.

El médico, Jesús López, dijo que llevaron “algunos medicamentos necesarios y de primer instancia para las necesidades más prevalentes” de los daminificados afectados “por dos siniestros, el huracán al igual que el terremoto”.

La carretera federal a Santiago Choápam se encuentra en condiciones deplorables por el terremoto y las lluvias que generaron derrumbes.

Personal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) pintó las piedras que cayeron sobre la carretera, “para que se vea en la noche”, comentó un empleado de la dependencia.

Luego de tres horas de camino, a la altura de la comunidad de Santa María Yacochi, en el municipio de Tlahuitoltepec, representantes de comunidades indígenas mixes esperaban víveres; funcionarios del Gobierno de Oaxaca prometieron llevarles ayuda.

Elías Ignacio Vargas, policía comunitario de Santa María Huitepec, en Totontepec, dijo que esperaban el aterrizaje de un helicóptero con ayuda.

Señaló que en su comunidad hay muchas casas dañadas, algunas con pérdida total y las familias viven en crisis nerviosa.

Sobre el terreno despejado, las autoridades municipales improvisaron una pista, pero el helicóptero con los víveres nunca aterrizó.

Maurilio Reyes Cosme, agente municipal de San Francisco Jayacaxtepec, comentó que “hasta ahorita no sabemos si el Gobierno está haciendo algo. Ya subimos todo por Facebook, por internet todo lo que ocasionó el temblor, y desgraciadamente hasta ahorita no vemos resultados”.

Por la noche, tras seis horas de camino, en medio de la lluvia, las familias Marcial y López llegaron a la cabecera municipal de Santiago Choápam, entregaron los víveres al párroco Francisco Delgadillo para distribuirlos entre las familias damnificadas.

Son buenos gestos que han tenido, que valoran esta mirada hacia el noreste, que cierto son muchas las regiones afectadas el sismo, el huracán, las tormentas de temporadas que son fuertes, la vulnerabilidad de estos territorios, es muy importante tender la mano y poner la vista en varios lugares”, mencionó el párroco.

 

FUENTE:  noticieros.televisa.com  

Difunde este artículo:

Deja un comentario