Emiten directrices educativas para niñez indígena

En México 7.3 millones de indígenas se encuentran en etapa escolar obligatoria, los cuales son parte de un enorme rezago. La tasa de analfabetismo es tres veces mayor a la nacional en este sector y por ello el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) emitió seis directrices para mejorar la atención educativa de niñas, niños y adolescentes indígenas.

Estas precisan la necesidad de que se brinde educación que reconozca derechos y respete su diversidad cultural.

Las directrices son fortalecer el enfoque de inclusión, equidad y no discriminación, donde se recomendó el fortalecimiento de presupuesto público, robustecer las acciones desarrolladas en diversos programas de la Secretaría de Educación Pública (SEP), fortalecer el liderazgo de la unidad administrativa, promover modelos de gobernanza institucional, trabajar con el Sistema de Información y Gestión Educativa (Siged), sistemas de registro y control escolar.

Además pretenden robustecer el vínculo entre la escuela y la comunidad, con encomiendas como asegurar la consulta a pueblos y comunidades indígenas, establecer espacios de interlocución, promover la participación de miembros de la comunidad en la enseñanza así como promover que el calendario escolar esté armonizado con sus celebraciones culturales.

La tercera es desarrollar un esquema de formación de capacidades y un modelo curricular intercultural que garantice su pertinencia cultural y lingüística, con propuestas como afirmar la interculturalidad en el currículo nacional, gestionar la colaboración y asesoría del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali), asegurar el dominio del español y de otras lenguas originarias, asegurar metodologías que faciliten el desarrollo de un bilingüismo equilibrado, una propuesta integral para la enseñanza en grupos multigrado y alinear la propuesta pedagógica del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe).

La guía de directrices también pide garantizar el desarrollo profesional de docentes y directivos de acuerdo con necesidades y derechos con recomendaciones como fortalecer la formación inicial de los docentes en educación intercultural bilingüe, rediseñar la oferta de formación continua, promover la asignación al servicio educativo, fortalecer acciones de desarrollo profesional en colegiado, garantizar personal de dirección, supervisión y asesoría técnica.

La quinta es garantizar centros escolares con infraestructura y equipamiento, con peticiones como asegurar condiciones básicas de infraestructura, mejorar la participación de comunidades indígenas en el tema, fortalecer la relación con instituciones de otros sectores gubernamentales e incorporar las escuelas a la plataforma del Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (Inifed).

Y la sexta es impulsar la mejora y la innovación permanente de la educación, donde dictan fortalecer la evaluación de la educación indígena, incorporar innovaciones educativas, instalar un consejo académico especializado en Educación Indígena en cada estado, ampliar los espacios de diálogo, extender los fondos que se someten a concursos y continuar con proyectos de desarrollo de la autogestión escolar.

El rezago que afronta la educación para indígenas se registra en 56.7 por ciento de las escuelas que tienen educación básica completa y en 43 de cada 100 estudiantes de primaria.

FUENTE: ntrguadalajara.com

Difunde este artículo:

Deja un comentario