TÍPICA CURA EN FECHAS TÍPICAS

fruto-tamarindo

Una fruta que acompaña muchas de las preparaciones de esta temporada es el tamarindo ( Tamarindus indica), fruta proveniente de la India y que ha dado origen a innumerables platillos, incluso a un fermento similar a la cerveza. Debido a las propiedades alimenticias de su pulpa agridulce, refrescante y laxante en grandes cantidades, se convirtió en algo conocido pero exótico.

El árbol es espectacular, crece en zonas tropicales y subtropicales, alcanza hasta 20 m de altura. De cada ejemplar se pueden cosechar varios kilos de la fruta. Además su madera es resistente, de buena calidad y fácil manejo, por lo que se utiliza en muebles, duelas; sus raíces son un abono natural para el suelo, ya que al ser leguminosa establece relaciones con bacterias fijadoras de nitrógeno, que aportan este valioso elemento al suelo, y sus hojas procesadas a través de un composteo son excelentes para mejorar la textura del suelo.

El tamarindo tiene propiedades nutritivas únicas, gracias a su contenido de ácido tartárico y cítrico, gran cantidad de vitaminas y un altísimo contenido de fibra, casi tanto como el coco. También es un valioso recurso para la industria textil, pues de sus hojas se puede obtener un tinte natural de tono amarillo, sin olvidar que las semillas, pulverizadas y mezcladas con otros componentes, producen pegamento de alta calidad, así como en la medicina tradicional, que a lo largo de años de esta especie la ha utilizado para el tratamiento de múltiples enfermedades.

Lo anterior ha derivado en que, dentro de la medicina tradicional y alternativa, la pulpa se utiliza como laxante o purgante, en conocimiento contra fiebres y la corteza como astringente. Efectivo contra el dolor de cabeza, quemaduras de azotadores, resfriados, tos, vómito, ictericia, hemorroides, llagas, inflamación, hemorragias e hipertensión, además de sus cualidades como fungicida y antihelmíntico así como un eficaz remedio para la resaca. Es utilizado como medicamento ayurvédico (antiguo sistema de medicina india) para algunos problemas de digestión o estomacales.

Amigo del sistema digestivo.

Tamarindo whole and split open

La cocina mexicana se ha encargado de adoptar a este producto para elaborar con su pulpa dulces típicos, bebidas refrescantes, salsas para acompañar carne o el tradicional ponche navideño, entre otros. Hoy en día forma parte de la vasta herbolaria tradicional de nuestro país. Los beneficios son considerables, pues la cáscara del tamarindo es rica en fibra y taninos, sustancias que neutralizan a los compuestos antioxidantes, responsables del envejecimiento y la formación de células cancerosas.

Muestra de lo benéfico que resulta este fruto en su sabor agridulce, que se debe a una afortunada combinación de componentes cuyo impacto es positivo para la salud, como azúcares necesarios para el organismo, con lo que proporcionan energía suficiente para realizar esfuerzo físico e intelectual; ácido acético que controla infecciones ocasionadas por hongos, ácido tartárico, útil para asimilar grasas, ácido ascórbico, antioxidante y auxiliar en la formación y renovación de tejidos.

Otros nutrientes importantes de la pulpa del tamarindo son: calcio, fósforo, hierro, tiamina, riboflavina, niacina, fibra, pectina, ácido glutámico, glicina, leucina y ácido aspártico, con los cuales ayuda en la coagulación de la sangre, transmisión de impulsos nerviosos, funcionamiento de los músculos y corazón, a la correcta asimilación de vitaminas del complejo B, e indispensable para la producción de hemoglobina que transporta el oxígeno en la sangre al cerebro. Importante en la conducción de impulsos nerviosos, favorece a la absorción de proteínas, grasas y carbohidratos; básica para el crecimiento, reproducción y buen estado de piel, uñas, cabello y membranas mucosas. Además es efectiva para la vista al aliviar la fatiga ocular.

Asimismo se encarga del mantenimiento de células, formación de trasmisores nerviosos, mejora la memoria, produce hormonas sexuales e insulina, procura el buen funcionamiento del aparato digestivo y ayuda a mantener la piel sana. Hace posible el aprovechamiento de proteínas, actúa como neurotransmisor y estudios recientes destacan sus propiedades antioxidantes. Importantes componentes del ácido desoxirribonucleico (ADN, con el cual se codifica la información genética), utilizados también para hacer posible la comunicación entre neuronas.

Finalmente, le recomendamos que incluya este importante fruto en su alimentación, no sólo como ingrediente en ponches y aguas frescas, sino como sazonador que le permitirá obtener novedoso sabor. El tamarindo combina muy bien con platillos elaborados con papas, carne de cerdo, aves, además de que le facilitará la digestión con un delicioso sabor.

Difunde este artículo:

Deja un comentario