DULCES SUEÑOS CON LA AYUDA DE LOS 3 TORONJILES

Se ha demostrado científicamente que durante la noche, el cuerpo produce hormonas que estimulan el crecimiento. Por esta razón, el sueño es un factor muy importante para el desarrollo de los niños. Las personas que expresan un excelente descanso dicen: Dormí como un bebé; y no están equivocadas, pues los recién nacidos duermen hasta 16 horas por día y solo se despiertan cada 2 o 3 para comer. Al ir creciendo sólo ocuparán 12 y en la edad preescolar puede disminuir a 10. Cuando asisten a la escuela, los niños deben dormir el tiempo suficiente para reponerse de sus actividades físicas e intelectuales.

bebe-durmiendo-563x375

 

Dormir bien es importante para el bienestar de sus pequeño. Si tienen problemas de sueño, evite darles alimentos que puedan aumentar su resistencia al sueño; por ejemplo, las bebidas de cola, postres con mucha azúcar, comida rápida, etc. Procure prepararles cenas suaves acompañadas de un vaso de leche caliente con miel. Para la falta de sueño, nada mejor que una taza pequeña de 3 toronjiles (Melissa officinalis, L), que posee una acción sedante leve para los estados de gran ansiedad, dolor de cabeza, mala digestión e insomnio. Además, controla el exceso de emotividad y estrés en el niño.

prod-melissa-officinalis

 

Terror nocturno

Algunos síntomas como ronquidos, estreñimiento, alergias u orinarse en la cama pueden ser la causa de no dormir adecuadamente. Es común que los niños pequeños desarrollen sentimientos de preocupación por separarse de sus padres o simplemente tenerle miedo a la oscuridad. Algunos sufren de terror nocturno y pesadillas que provocan angustia. Para estos casos, nada mejor que la pomada espíritus de untar, hecha a base de aceite de los 3 toronjiles y que ayuda a los niños contra el nerviosismo, la angustia, los sobresaltos y el temor nocturno. Aplique la pomada en el pecho del pequeño y cúbralo bien.

Curiosamente, aún se piensa que los niños duermen mal, por su carácter inquieto e incontrolable. Pero actualmente, se sabe que pueden sufrir de insomnio igual que los adultos.

La mayoría de las veces, esta dificultad para dormir se debe a malos hábitos para dormir. Según los especialistas, el trastorno más frecuente del sueño entre niños es el insomnio por costumbres incorrectas, que afecta desde lactantes hasta los 5 ó 6 años. Acostumbre a sus hijos a que las horas de sueño son para descansar y recargar la energía perdida.

Convénzalo de que su cuerpo no crecerá sano y fuerte si no descansa de manera adecuada. También recuerde que la alimentación es un factor importante para los trastornos del sueño, por lo que las frutas y verduras serán de gran ayuda para evitar cualquier problema.

Difunde este artículo:

Deja un comentario