MENTA VERDE

El mentol es la sustancia activa que le da el sabor. La menta como arbusto puede ser verde o blanca. Ambas tienen características semejantes. Está indicada en problemas digestivos e inflamación.

menta1Se sugiere tomarlo cuando se padece gastritis, colitis, en caso de fermentación e intoxicación por heces acumuladas y en caso de mal aliento por intoxicación del hígado. Evita los gases intestinales.

  • La siguiente fórmula se recomienda cuando se padece vaginitis (inflamación de la vagina), candidiasis, irritación, comezón, flujo blanquecino o verdoso por infección bacterial:
    Dos cucharadas de menta verde en polvo, hervirlo en un litro de agua. Agregar el té a una tina de agua que permita realizar un baño de asiento. Se elimina la comezón, el enrojecimiento y la inflamación. Este té regulariza períodos menstruales.

menta2La menta evita cólicos, también la inflamación de vientre; disminuye retención de líquidos. Se sugiere tomar una taza antes de los alimentos. Es de gran utilidad en caso de gingivitis, escozor en boca, encías sensibles, caries por mala higiene bucal, bacterias que provocan mal aliento, evita la pérdida de piezas y las encías inflamadas. Cuando se tienen encías con sangrado se pueden hacer enjuagues con la infusión de la planta. Combate la resequedad de la piel, se sugiere utilizar la infusión en forma local y tomada. Contiene flavonoides, antioxidantes, ayuda a la formación de colágeno. Contiene vitamina C.

Ayuda a la humectación del cabello reseco y al endurecimiento de las uñas débiles. Combate la migraña. Se puede tomar en té y practicar fomentos. Combate problemas emocionales, es analgésica y antiinflamatoria.

Difunde este artículo:

Deja un comentario