Ataca las enfermedades respiratorias con equinácea y vitamina C

Todas las mañanas tenemos la esperanza de haber escogido la ropa adecuada al clima que prevalecerá durante el día y las sorpresas no se hacen esperar. Para nuestro organismo, los cambios bruscos de temperatura significan un atentado contra nuestro sistema respiratorio. Las bacterias y virus provocan en nuestro interior estados de constipación, resfriados y gripes de origen viral.

equinaceaLos síntomas no son nada favorables para el óptimo desempeño de nuestras actividades diarias. Las enfermedades respiratorias vienen acompañadas por fiebre, dolores de cabeza, fatiga, ojos llorosos, y debilidad que nos obligan a un descanso reparador y vaciar nuestra billetera para consumir pastillas, jarabes y cápsulas que a corto plazo nos dejarán secuelas más molestas que la misma infección.

Año con año, los virus y las bacterias toman diferentes formas para ser cada vez más resistentes a los medicamentos. Nuestro sistema inmune se enfrenta a estos microorganismo pero cuando no está en óptimas condiciones existe la posibilidad de volver a contraer fácilmente la misma enfermedad. Por esta razón, la equinácea es una de las plantas medicinales con un alto poder antibacteriano e inmunoestimulante, excelente para combatir todas aquellas enfermedades causadas por los cambios bruscos de temperatura y contrarrestar procesos infecciosos.

Se sabe que muchas tribus indias utilizaban la equinácea como único remedio contra la gripe y los resfriados, la tos y la garganta irritada. Posee la capacidad de reforzar todo el sistema inmunológico y le da una mayor resistencia ante los gentes externos como: virus, bacterias, sustancias tóxicas y diferentes bacilos.

vitaminacPero no olvidemos que nuestro organismo utiliza vitaminas para dar batalla a distintas enfermedades. La vitamina C es antihistamínica, una acción importantísima para prevenir alergias e infecciones adversas como los estornudos, exceso de mucosidad, inflamación de los bronquios y ataques asmáticos. Al mismo tiempo, la vitamina C puede servir para minimizar el uso de otros antihistamínicos sintéticos que pueden causar somnolencia o piel reseca.

Nuestras defensas tendrán importantes aliados con los beneficios de la equinácea y la vitamina C. así, los cambios de temperatura no serán un obstáculo más para desempeñar actividades importantes para nuestro bienestar.

Difunde este artículo:

Deja un comentario