TÉ VERDE, y sus múltiples beneficios

El té es en la actualidad una de las bebidas de mayor consumo a nivel mundial, de hecho ocupa el segundo lugar después del agua. La planta del té verde es utilizada para producir tres variedades de té; el té negro, el té verde y el oolong.

teverde1La planta del té verde no crece de manera silvestre. Fue cultivada originalmente en China desde donde se difundió a todo el mundo.

  • La investigación científica sobre el té verde

Las investigaciones sobre las propiedades de té verde iniciaron a partir de la constatación de los beneficios que obtenían los pobladores que lo consumían en abundancia.

Dichas investigaciones científicas han descubierto que el té verde es rico en bioflavonoides con un elevado poder antioxidante y han llevado a la conclusión de que el té verde es, tal vez, la sustancia natural que por sí solo puede ofrecer la más amplia protección para nuestra salud. En efecto, sus beneficios abarcan una amplia lista:

Acción antioxidante

Disminuye el riesgo de sufrir cáncer

Actúa inhibiendo la diseminación del cáncer e inclusive combate los tumores

Reducción del colesterol

Reducción de la presión arterial

Acción antiinflamatoria

Acción antibacterial y antiviral

Protege contra las radiaciones

Ayuda a disminuir la grasa corporal/obesidad

Reduce los niveles de azúcar en la sangre

Protege contra las infecciones digestivas y respiratorias

Protege contra la caries

Protege de inflamación cutánea

Disminuye la agresión plaquetaria (anticoagulante)

Destruye las bacterias intestinales de putrefacción

Incrementa la flora intestinal benéfica (acidófilus)

Evita la caía del cabello

Antidiarreico

Actividad estrogénica (menopausia)

Estimula las defensas

  • Protección anticáncer

teverde2La prefectura de Shizuoka en Japón es un centro de producción (y por supuesto de consumo) de té verde y de productos diversos a base de té verde: caramelos, chicles, pasta dental, shampoo, etc. Pero también destaca por sus bajísimos índices de personas con cáncer, especialmente de estómago, que es muy común en Japón.

Cuando los investigadores, intrigados por esta excepción, observaron más de cerca las cosas, descubrieron que a mayor consumo de té verde, menor era el riesgo de cáncer. Investigaciones posteriores han confirmado ampliamente los efectos anticáncer del té verde; y han demostrado que son las catequinas (un tipo de sustancias con alto poder antioxidantes presentes en el té verde) las responsables de este efecto.

El té verde puede consumirse como bebida, pero para alcanzar los efectos anticancerígenos es necesario tomar 10 tazas al día o más.

Algo difícil para un occidental que no acostumbra a consumirlo, amén de que en dosis tan altas puede generar excitabilidad por su contenido de cafeína.teverde3

¿qué hacer? Existen en el mercado extractos concentrados de té verde (i tableta equivale a 5 tazas de té) y tabletas descafeinadas.

Se recomienda tomar 1 tableta 3 veces al día a título preventivo.

Difunde este artículo:

Deja un comentario