Auxilios naturales para las AMPOLLAS

Nuestra piel es e órgano más grande en nuestro cuerpo y tiene la importante tarea de protegernos del medio ambiente en que vivimos. Sin embargo, puede sufrir accidentes que causan dolor y cicatrices. Uno de estos accidentes son las ampollas, unas burbujas delgadas y llenas de líquido que comienzan como una zona irritada, un área que genera molestias en la piel y que se siente como si se hubiera frotado demasiado.

mercadela1La causa más frecuente de ampollas es la fricción constante, por ejemplo, usar zapatos sin calcetines o demasiado apretados. Las ampollas también pueden aparecer por quemaduras, reacciones alérgicas, irritación por sustancias químicas, o problemas de salud más graves, como herpes zoster o varicela.

Cuando las ampollas toman la forma de un globo con líquido, rápidamente llegan a reventarse y debe tratarse como una herida abierta. Cuando la ampolla esté expuesta, lave el área con jabón y agua tibia. Aplique un ungüento antibacteriano y cúbrala con una venda limpia. Es muy importante que se vigile la herida para observar si se crea una infección, como enrojecimiento, dolor o hinchazón.

Para evitar estos síntomas se recomienda que se dejen intactas las ampollas hasta que desaparezca el líquido o aplique una compresa de agua fría para ayudar a reducir la inflamación y el ardor.

Mantenga la zona seca y limpia, y no reviente la ampolla. Si esta se encuentra en un lugar donde usted se apoye para caminar, protéjalas con un paño de algodón duro, dejando abierta el área donde se encuentra la ampolla.

  • El cuidado de las ampollas

mercadela2La mayoría de las ampollas se curan por su cuenta o después de tratarlas en casa. Sin embargo, el ardor que provocan o las infecciones que pueden aparecer deben ser atendidos inmediatamente. Para estos casos, las plantas medicinales nos ayudarán eficazmente para reducir el dolor y evitar infecciones posteriores.

La mercadela es una flor muy apreciada por su actividad cicatrizante. Es una planta medicinal a la que los expertos han atribuido propiedades inmunoestimulantes. Sus hojas están especialmente indicadas en el tratamiento tópico de afecciones diversas de la piel y mucosas, como heridas, pieles inflamadas y resecas, llagas y magulladuras; verrugas, contusiones e incluso es útil para aliviar las molestias que ocasionan las leves quemaduras solares.

Puede emplear la mercadela en forma tópica, preparando una infusión con una cucharadita de pétalos y hojas en una taza de agua hirviendo y dejándola reposar aproximadamente 10 minutos. Después, empape una compresa en la infusión ya fría y aplique sobre la ampolla.

Una planta medicinal comúnmente usada para calmar todo tipo de inflamaciones y para acelerar la curación de las heridas evitando que éstas se infecten es la manzanilla. Su riqueza en mucílagos ayudan a reparar las afecciones de la piel.

Además, sus componentes le otorgan propiedades anitsépticas ideales para una recuperación más rápida. Para aprovechar los beneficios de la manzanilla, puede aplicarla en forma de compresas preparando una infusión con 2 cucharadas de flores de manzanilla en un litro de agua hirviendo durante 10 minutos. Deje reposar hasta enfriar.

Por otro lado, la equinácea es otra planta medicinal que no debe faltar en nuestro botiquín natural ya que es muy eficaz para el tratamiento de las ampollas y otro tipo de heridas. Estudios científicos en EU han demostrado que la equinácea  tiene propiedades bacteriostáticas y antiinflamatorias; favoreciendo además la cicatrización de las heridas.

En Europa han descubierto que la raíz de la equinácea posee propiedades antivirales ayudando a sanar heridas, en el tratamiento de herpes, quemaduras, eczema y psoriasis.

  • Sugerencias

mercadela3Además de las plantas medicinales, es recomendable que siga algunos consejos, como utilizar un calzado adecuado que no apriete demasiado o vaya demasiado holgado. Proteja sus manos con unos guantes gruesos cuando vaya a realizar una actividad que requiera una fricción de la piel o haya altas temperaturas.

Algunos especialistas recomiendan usar talco para los pies, pues cuando están húmedos son más propensos a las ampollas. Ciertas plantas, como la ortiga, producen sobre la piel una reacción por sus ingredientes urticantes.

Evite el roce con este tipo de plantas ya que puede crearle ampollas en las manos o en la zona donde tenga contacto con ella. Recuerde que la piel nos protege, ahora portejámosla de las dolorosas ampollas y prevengamos futuras infecciones,

Difunde este artículo:

Deja un comentario