FIEBRE TIFOIDEA, infección mortal

Las primeras descripciones de la enfermedad conocida como tifoidea se conocen desde la época de Hipócrates, sin embargo no fue hasta que William Jenner, en 1893, descubrió minuciosamente el cuadro clínico, separándola de otras enfermedades semejantes pero no causadas por el mismo germen: el tifo epidémico. Desde ese momento, la tifoidea se conoce como una infección intestinal, grave y aguda que constituye un problema severo de salud pública en caso todo el mundo, aunque si incidencia ha disminuido en países con mejores niveles de higiene y saneamiento ambiental.

tifoidea1Está caracterizada por manifestarse con fiebres altas y molestias abdominales. Generalmente, la tifoidea suele llegar al tubo digestivo por medio de alimentos contaminados por las manos sucias de los que manipulan la comida, o por contacto con moscas o a través de aguas contaminadas. La fiebre tifoidea es causada por una bacteria, Salmonella typhy, la cual se encuentra exclusivamente en humanos. Comúnmente, este microorganismo se propaga fácilmente en los sitios de alta concentración como las escuelas, empresas, internados, en sitios de alimentación como los restaurantes, puestos de comida en la calle, en los mercados, en las cocinas u hoteles y, curiosamente, la Salmonella typhy es resistente a bajas temperaturas, lo que permite transmitirse a través de alimentos conservados a bajas temperaturas como la leche o el helado.

  • Síntomas y procedimiento de la infección

Los síntomas más predominantes en un cuadro de tifoidea pueden variar según el grado de infección. Esta enfermedad tan peligrosa puede provocar desde dolores de cabeza, dolores musculares hasta diarreas muy fuertes, muy común en los niños pequeños. Entre las complicaciones graves de la tifoidea están la perforación intestinal, artritis, hepatitis, daño a la médula ósea y alteraciones en la coagulación sanguínea. Una vez ingresada al tubo digestivo, la Salmonella typhy tiene como primera barrera el jugo gástrico, el cual, puede detener su avance si tiene una acidez normal y no ha sido modificada por antiácidos y otros factores.

tifoidea2Sin embargo, cuando la Salmonella es más fuerte puede atravesar la barrera ácida del estómago y continuar hacia el intestino, ingresando a las capas superficiales de la mucosa intestinal. En la mucosa son transportadas por las defensas hacia los cúmulos de estas células denominados placas de Peyer donde se reproducen y desde allí ingresan al torrente circulatorio. Desde ahí alcanzan cualquier punto del organismo reproduciéndose en focos infecciosos en cualquier tejido: hueso, pulmón, meninges, hígado, etc. Para prevenir y contrarrestar estos espantosos síntomas, las plantas medicinales tienen una solución.

  • Curación natural

La verbena (Verbena officinalis) es una planta medicinal que contiene vitaminas A, B y C, pero sobre todo diversas propiedades medicinales. Sus hojas se utilizan en caso de infecciones, cólicos estomacales y tifoidea. También, la verbena es un efectivo purificador de la sangre y por si fuera poco, se ha comprobado que el verbenalol, su sustancia activa, produce un efecto antiinflamatorio, analgésico local y sedante. La verbena también estimula el peristaltismo intestinal y la diuresis.

tifoidea3Así mismo, la aceitilla (Bidens odorata) es una planta de la que sus hojas y tallos se usan para bajar la fiebre y los problemas del estómago. Además, ayuda contra la diarrea, vómito, dolor e infección estomacal. Las hojas son tranquilizantes y reducen la fiebre.

tifoidea4Otra planta medicinal que nos puede ayudar es la hierba de San Nicolás (Senecio vulneraria). Sus hojas se emplean con buen resultado para la curación de la fiebre tifoidea, pues contiene aceites esenciales, tanino y sales minerales que le dan una acción antiséptica, impidiendo el desarrollo de microbios. Además, logra provocar un aumento general de las secreciones, de gran beneficio en los casos de infección. Elimina las toxinas y gérmenes dañinos. Actúa como purgante y aumenta la secreción urinaria, favoreciendo la eliminación de los tóxicos de la sangre; al mismo tiempo que activa la secreción sudorífica y disminuye la fiebre.

tifoidea5La corteza de encino (Quercus rugosus) es útil en enfermedades como la estomatitis, úlceras estomacales y las hemorragias intestinales que sobrevienen en el último periodo de la fiebre tifoidea por su acción astringente. Los frutos y las hojas en infusión se usan para curar vómito, diarrea, dolor de estómago y tos.

tifoidea6Como recomendación, lávese las manos antes de comer, preparar o servir los alimentos. Evite la ingesta de productos procedentes de áreas que estén en contacto con aguas negras. Hierva el agua. Si en su casa se necesita la instalación de fosas sépticas, sepárelas de las fuentes de agua para evitar contaminación por filtración. Si usted cree tener la fiebre tifoidea, vea a su doctor inmediatamente. Si usted está a punto de viajar a un país extranjero, recurra a una vacuna contra la tifoidea 3 semanas antes de su partida.

Difunde este artículo:

Deja un comentario