JOJOBA, el aceite dorado

Es muy común que en la publicidad de cosméticos, productos para el cuidado de la piel y el cabello, escuchemos que el ingrediente principal es la jojoba. Este componente natural se extrae de las especies que crecen en el desierto de California y Sonora, al norte de México. Su composición, rica en ácidos grasos esenciales, proteínas, ácidos grasos insaturados, vitaminas, es eficaz para el cuidado de la piel seca y sensible.

1 Por sus características, regula la oxidación de los radicales libres, previene y trata las arrugas. Protege de las radiaciones solares y minimiza la sensibilidad a la luz. El aceite de jojoba es eficaz para el cuidado de la piel muy delicado, por eso se emplea como vehículo natural de los productos comerciales.

  • Nutrientes y virtudes

Su olor característico le ha validado el nombre de Oro líquido. Este aceite era utilizado por los indios americanos como alimento y medicina; especialmente como protector solar para las largas caminatas en el desierto.

Para los pobladores del desierto, la madre naturaleza les otorgaba esta medicina natural para soportar el clima extremo y otros factores de la zona. En su compleja composición, la semilla de jojoba contiene una alta cantidad de ceramida, una sustancia que recubre las células de la epidermis regulando su hidratación.

2También encontramos vitamina E, la cual elimina las toxinas de la piel, evitando el envejecimiento prematuro. Además, tiene la capacidad de disolver el sebum que se deposita en los folículos pilosos y que es causante de la caspa y la seborrea del cabello. Penetra y disuelve los depósitos regulando así la secreción sebácea excesiva de la piel y del cabello.

El aceite de jojoba está muy recomendada para las embarazadas, pues aumenta la elasticidad de la piel previniendo la flacidez y las estrías durante la gestación. También es indicadísimo para las personas con pieles muy grasosas con problemas de espinillas. En los tratamientos contra el acné es preferible añadirle unas gotas de aceite esencial de tomillo. En caso de que lo emplee para el cabello, añada al shampoo habitual unas gotas de aceite y cuando lo aplique, deje que actúe 3 minutos antes de enjuagarse.

3Para el cabello débil y quebradizo, nada mejor que untarse todo el cabello y cubrirse con una toalla caliente durante 20 minutos. A continuación, lave el cabello con agua tibia y utilice su shampoo para quitar los residuos. Las jovencitas también podrán utilizarlo como un eficaz desmaquillante, evitando así que su piel se vuelva sensible. Se ponen algunas gotas de aceite de jojoba en un algodón limpio y se aplica en las zonas donde se encuentra el maquillaje y al final se coloca una pequeña capa en todo el rostro. Así se eliminan los restos de suciedad y al mismo tiempo se nutrirá la piel.4

  • Otros usos

Esta planta maravillosa también es empleada de forma interna, tostada o molida, para preparar bebidas con agua o leche, lo que nuestros ancestros conocían como champurrado. La semilla se ha utilizado sola o mezclada como sustituto del caca y café, pues contiene proteínas, carbohidratos y fibra. Algunos estudios han demostrado que la jojoba es útil como agente antiespumante y estabilizador de la penicilina.

5Así mismo, inhibe la aparición de los microorganismos tuberculosos. Sirve para contrarrestar la retención de orina, problemas estomacales y las inflamaciones. La bondad de la naturaleza es muy grande. Depende de nosotros que la cuidemos para que estas especies tan útiles preserven sus nutrientes y beneficios para generaciones futuras.

Difunde este artículo:

Deja un comentario