BAYAS DE ENEBRO, auxiliar contra la piedras de RIÑÓN

Los cálculos renales son depósitos duros, con forma de roca, que se desarrollan en algún punto del sistema urinario. Estas piedras en el riñón pueden bloquear la expulsión de orina y causar daño, inflamación e infección. A esta enfermedad se le conoce científicamente como nefrolitiasis. Los cálculos se forman con sustancias minerales y orgánicas; suelen tener el tamaño de un grano de arena y puede llegar hasta al de una pelota de pingpong. Se desarrollan cuando las sales y minerales contenidos en la orina forman grupos de cristales, que generalmente son expulsados con la orina pero, cuando se adhieren al tejido que cubre internamente el riñón o se depositan en un área donde la orina no pueda arrastrarlos, pueden crecer hasta formar una piedra.

nota2aEsta enfermedad puede desarrollarse por factores como una excesiva pérdida de líquido a través del sudor, poco consumo de agua, llevar una dieta alta en proteínas u otras sustancias que favorezcan su aparición. También se forman piedras cuando hay un exceso en la ingestión de bicarbonato de sodio o suplementos de calcio. Algunos síntomas de este padecimiento comienzan con dolores fuertes en el costado, espalda o abdomen y se extienden luego hacia la ingle. Estos dolores suelen comenzar repentinamente y pueden durar varias horas.

Los cálculos renales pueden provocar en el paciente algunas náuseas y vómitos; pero generalmente sienten ardor al orinar y frecuente necesidad de hacerlo. Cuando los cálculos se han diagnosticado, la persona puede sangrar al orinar o tener persistentes infecciones en el sistema urinario.

  • Propiedades del enebro

Pocas plantas son tan útiles como el enebro (Juniperus communis). Sus hojas son apreciadas por su acción diurética y os preparados que contienen los frutos de enebro funcionan como un potente antiséptico y desinflamante urinario. Estas bayas contienen un aceite esencial rico en principios activos muy adecuados para tratar desórdenes de riñón y vejiga.

nota2bTambién es muy conocido su empleo contra la gota y el reumatismo. Del enebro se puede extraer un aceite esencial que le confiere propiedades diuréticas muy marcadas, que se ven reforzadas por los ácidos glicérico y glicocólico. Estas propiedades se aprovechan principalmente en caos de urolitiasis, edemas y tensión alta. El enebro es un arbusto que crece comúnmente en terrenos pedregosos y en bosques montañosos de toda Europa y el continente americano. Las bayas del enebro contienen glucosa, resina, ácidos orgánicos y juniprina.

Estas sustancias naturales tienen el efecto de aumentar la filtración en los riñones y con ello la producción de orina. Además, el uso del enebro ayuda a activar la digestión, previene la formación de gases y estimula el riesgo sanguíneo en el organismo. Encuentre todos estos beneficios de la naturaleza y recuerde que los riñones son una parte fundamental de nuestro cuerpo. Así que brindémosle un buen mantenimiento con la ayuda de los productos naturales.

Post Author: Apromeci

Deja un comentario