Tzintzuntzan, zona arqueólogia de representación purépecha

Gran parte del legado prehispánico que aun se conserva en el estado de Michoacán está relacionado con el Imperio Purépecha, mismo que se extendió por todo el estado y parte de Jalisco y Guanajuato. Actualmente, se conservan 46 de los grandes asentamientos civiles, religiosos y militares; de ellos 7 zonas arqueológicas se encuentras abiertas al público con sus antiguas construcciones que aún sorprenden y atraen a turistas nacionales e internacionales.

nota1
Una de las zonas más conocidas es Tzintzuntzan, cuyo nombre significa “lugar de colibríes” está conformada por 5 pirámides llamadas “Yacatas”, principal centro ceremonial y capital del imperio purépecha, posee una hermosa vista al Lago de Pátzcuaro y donde actualmente hay un pequeño museo arqueológico.

Tzintzuntzan comprende un centro ceremonial, edificado sobre una plataforma que mide 450 x 250 m, tiene una rampa de acceso en el centro. Sobre esta plataforma fueron construidas cinco yácatas (plataformas escalonadas que combinan un cuerpo rectangular con otro circular, lo que hace parecer a la planta como una “T”), eran la base de los templos dedicados a la adoración de los dioses principales del pueblo tarasco, entre ellos Curicaueri.

Las pirámides estaban cubiertas con basalto tallado y con el paso del tiempo fueron agrandadas por medio de superposiciones de la misma piedra basáltica (se han contado hasta cinco capas superpuestas). En Ihuatzio, perteneciente a Tzintzuntzan, se observan una plaza y 2 pirámides rectangulares además de un mirador circular y algunas murallas. Aquí se han encontrado también esculturas dedicadas al Chac Mool o “gran jaguar rojo”, coyotes y otras piezas.

Ubicada a tan solo 60 km de la capital Tzintzuntzan es uno de los principales asentamientos de la cultura Purépecha, mantiene su lengua, costumbres y tradiciones indígenas, desde la danza de los paloteros hasta el ritual de velación en el panteón el Dia de muertos. En el tradicional mercado podrás adquirir hermosas creaciones de madera, barro, tule y paja, alfarería de alta temperatura y trabajos con fibras vegetales, así como coloridos bordados que representan la historia y el folklor de esta región.

Difunde este artículo:

Deja un comentario