Que no le falte ningún NUTRIENTE

Generalmente nuestro organismo busca de manera automática mantenerse en perfecto equilibrio y en las óptimas condiciones. El complejo sistema que compone nuestro cuerpo  se encarga de procesar vitaminas, minerales, energía y muchos más nutrientes que a diario ingerimos en nuestras comidas. De esta manera se conservan todos y cada uno de nuestros órganos funcionando en forma correcta. Lógicamente, si uno de los nutrientes llega a faltar o su consumo es en mínimas cantidades, el cuerpo reaccionará negativamente con síntomas o enfermedades que precisamente indican el desequilibrio en nuestra dieta diaria.

nota2Paradójicamente, la mayoría de las personas se preguntan qué nutrientes pueden faltarle a su organismo si cada comida que consume es balanceada y saludable. Es importante saber que generalmente la alimentación de la mayoría de la población mundial ha sido afectada por el descuido de los hábitos alimenticios, esto quiere decir que la velocidad con que marchan las grandes ciudades, en los países más desarrollados, han modificado su manera de alimentarse, pero rompiendo el equilibrio que el organismo necesita. Los ejemplos más claros son la invención de la comida rápida, que como su nombre lo indica, son para favorecer el tiempo que para muchos, es oro.

Hoy en día hay muchas causas que producen la falta de nutrientes en el organismo, empezando por el consumo de comidas desequilibradas en su totalidad, es decir, caso no se incluyen los vegetales y las grasas son, en la mayoría de los casos, las más ingeridas en una comida común. A esto se le puede unir otros factores como el tabaquismo, el uso de drogas o bebidas alcohólicas en exceso. Además, la pésima conservación o cocción de los alimentos favorece que el contenido nutricional se vea reducido o eliminado por completo.

  • ¿Qué causan y en dónde se encuentran?

Para estos casos, es importante que tengamos el conocimiento de los posibles efectos y consecuencias que puede implicar la falta de nutrientes. Pero también debemos hacer un llamado al equilibrio y es prudente decir que el exceso de determinada vitamina o mineral en el organismo puede derivar en situaciones peores que las que se padecían.

nota2aLos siguientes síntomas pueden ser producidos por la carencia de los nutrientes y puede contrarrestarlos con las recomendaciones que le daremos a continuación:

Cansancio generalizado. A esto se le conoce comúnmente como falta de vitaminas. Este padecimiento es muy común en la mayoría de las personas y puede ser provocada por la falta de vitamina A que nos ayuda a proteger nuestro sistema inmune contra enfermedades crónicas, previene las infecciones en la mucosas y ayuda a la cicatrización de heridas. Esta vitamina es considerada como esencial para un crecimiento armonioso del cuerpo.

Los estudios que se han hecho de ella indican que tiene un efecto antienvejecimiento sobre la piel manteniéndola hidratada. Además ayuda a proteger la visión, contrarresta el aumento de colesterol y la arteriosclerosis. También se ha descubierto que aumenta la fertilidad masculina y femenina ya que interviene en la formación de los esteroides, base de las hormonas sexuales y suprarrenales, y en particular en la síntesis de la progesterona.

La vitamina A la podemos encontrar en los cereales como el trigo (Triticum vulgare), en plantas medicinales como el diente de león (Taraxacum oficiale, Wiggers), en verduras como las acelgas (Beta vulgaris, L.), en las legumbres como la soya (Glicine max, L.), en los aceites como el de oliva (Olea eurapaea) y en los productos de origen animal como el aceite de hígado de bacalao.

  • Falta de apetito

Cuando este disminuye no quiere decir que neustro cuerpo esté satisfecho con lo que hemos consumido. Frecuentemente, no tener hambre significa la falta de vitaminas como la B1 y la C. la primera participa en el metabolismo de los hidratos de carbono para la generación de energía en nuestro organismo. Además, la vitamina B1 cumple un rol muy importante en el funcionamiento del sistema nervioso, además de contribuir con el crecimiento y el mantenimiento de la piel. A podemos encontrar en la levadura de cerveza, alfalfa (Medicago sativa, L.), cáscara de cerealesc omoe larroz (oryza sativa), el trigo integral, la avena (Avena sativa) e, increíblemente, en la carne de cerdo.

nota2cPor su parte, la vitamina C interviene en el mantenimiento de huesos, dientes y vasos sanguíneos por ser excelente para la formación y mantenimiento del colágeno. Sin embargo, la vitamina C es tan vulnerable que la destruyen múltiples factores como el contacto con el oxígeno, el agua colorada, el cobre de las tuberías, el contacto con la luz, la cocción, el humo del cigarrillo, entre otros. Esta vitamina la encontramos en los cítricos comoe l limón (Citrus lemon), las bayas como el arándano (Vaccinium myrtillus) entre otro alimentos.

  • Alergias

Por último, diremos que las alergias pueden ser provocadas principalmente por la falta de vitamina E, conocida también como la Vitamina de la juventud, ya que es considerado como el más antiguo antioxidante que protege a las células de toda agresión externa como la contaminación y el estrés, principal causa del envejecimiento prematuro La vitamina E tiene un papel activo en los trastornos nerviosos y en la inmunidad aumentando el número de leucocitos y previniendo infecciones. Lo podemos encontrar en el gérmen de trigo, aguacate (persea gratísima, Gaerth), espinaca (Spinacla oleracea), entre otros.

nota2dRecuerde que las enfermedades más comunes en nuestro organismo pudieron ser a consecuencia de la falta de vitaminas. Hemos enumerado las dolencias más comunes, pero existen enfermedades muy serias que son la consecuencia de una mala alimentación. Recuerde que no sólo se trata de comer en abundancia, sino de saber comer.

Difunde este artículo:

Deja un comentario