Infertilidad masculina, soluciones al natural

Crear una nueva vida ha sido siempre el sueño de todo ser humano que se une a otra persona y siente la necesidad de reproducirse. Sin embargo, esta satisfacción natural puede verse obstaculizada por diversos factores que pueden separar a la pareja por la incapacidad de fecundar. El tema de la infertilidad masculina va más allá de la relación con la medicina; también llega a tener repercusiones psicológicas, sociales y culturales.

nota2aUn hombre que no puede embarazar a su pareja puede llegar a sufrir de presiones emocionales muy fuertes. Dependiendo el círculo social. El tema de la infertilidad masculina recurre a muchos mitos y especulaciones falsas que deben ser despejadas para evitar una ruptura matrimonial. Para comenzar, se debe entender que la infertilidad masculina se da cuando se ha tenido relaciones sexuales con regularidad durante un año, sin usar ningún método anticonceptivo y, sin embargo, su compañera no ha sido capaz de quedar embarazada.

Pero debemos saber que la infertilidad no es lo mismo que ser estéril. Esterilidad es cuando la mujer no puede quedar embarazada y la causa no puede corregirse. Se da la incapacidad para concebir un embarazo por medios naturales.

Causas

nota2bLa infertilidad masculina aparece a causa de una enfermedad o lesión que disminuye el número de espermatozoides que se producen en el aparato reproductor masculino. Así mismo, algunos medicamentos para ciertas enfermedades, como la diabetes, pueden causar eyaculación retrógrada. Esto es cuando, en la eyaculación, el semen se devuelve a la vejiga en lugar de salir a través del pene. Otra causa puede darse por infecciones, enfermedades venéreas o prostatitits. Una lesión en os testículos, como un accidente, una cirugía o un tratamiento con radiación para el cáncer también podrían ser factores que desencadenen un cuadro de infertilidad.

También puede tener un cuadro de varicocele, que son venas varicosas en el conducto espermático. Esto puede deducir que una cuenta baja de espermatozoides ene l semen, la falta de movilidad de los espermas o la forma anormal de éstos son las causas de la infertilidad en un 40% de los casos.

La respuesta en las plantas

nota 2El Saw Palmetto (Serenoa repens, Bartram Samll) es una pequeña palma que usaban los indígenas norteamericanos como alimento y tónico nutricional. Más tarde se descubrió que este palmito tiene activos naturales que ayudan a contrarrestar la atrofia de los testículos; especialmente para los tratamientos del tracto urinario interior, la infertilidad y la disminución de la libido en los hombres.

En investigaciones recientes, se encontró que el extracto liposolubre de saw palmeto ayuda en el mantenimiento de una adecuada salud prostática y para problemas en los genitales masculinos. Por esta razón, el palmito o saw palmetto es una alternativa muy segura y neutral de resolver los problemas de la infertilidad masculina. Otra planta medicinal que nos puede ayudar con sus maravillosos beneficios es el ginseng asiático (Panax ginseng). Esta raíz pertenece a la medicina tradicional china desde hace más de 2 mil años y lo emplean para mejorar la vitalidad mental y física.

nota2cEl ginseng asiático puede resultar muy útil para combatir la infertilidad masculina. Un estudio científico reveló que en un grupo de 66 hombres que consumieron suplementos con ginseng asiático llevó a una mejora en la cuenta de espermatozoides y en la movilidad espermática. Tal vez por ello, en la mayoría de los países asiáticos existe un rigurosos control de la natalidad.

nota2dYa lo mencionaba el memorable Maximino Martínez, que la Damiana produce diurésis abundante y aumento del poder sexual… Algunos médicos utilizan su acción principalmente sobre el cerebro al que tonifica y de ahí su acción, lo que tiene pro consecuencia la excitación de las funciones genitales. Todos están de acuerdo en que la planta tiene una influencia favorable sobre los padecimientos que dependen de una atonía del sistema nervioso. La Damiana de California se usa en todos los padecimientos originados por la debilidad nerviosa, en casos de inflamación en la vejiga, impotencia sexual, atrofia del testículo e infertilidad.

Difunde este artículo:

Deja un comentario