Calaguala (Polypodium leucotomos Poir)

Esta planta no tiene contacto con el suelo, crece sobre follaje o rocas, se alimenta de lo que existe en el ambiente. Es un helecho que no toca el piso. Atiende enfermedades en las que se encuentra comprometido el sistema inmunológico como la psoriasis y el mal del pinto o vitíligo. Tiene nutrientes que depuran la sangre.

nota4aEstá indicada para combatir problemas del corazón y vías pulmonares o respiratorias muy afectadas con padecimientos asmáticos, tos, bronquitis, etc. Es de gran utilidad tomarla cuando la piel ya está muy delgada y se arruga mucho, depura el torrente sanguíneo y nutre la piel, es un antioxidante que depura la apariencia cutánea.

Indicado para las personas que atentan contra su vida, para aquéllas personas que tienen miedo del futuro y recuerdan mucho el pasado produciéndoles taquicardias, falta de oxígeno, dolor de pecho.

Limpia la sangre dejándola sin colesterol, permitiendo así respirar mejor y tener una mayor riqueza de oxigenación. Es una planta pectoral que alivia y evita el dolor de angina de pecho. Cuando el corazón está espástico o cuando los músculos se esclerosan y disminuyen poco a poco sus funciones motoras, las venas estrechan el paso a la circulación de la sangre, que se dificulta. Esta planta ayuda a revertir este proceso.

En casos de anemia debe tomarse con zarzaparrilla negra, también si se tienen manchas en la piel, jiotes o granos sobre esta.

En casos de psoriasis:

nota4bSe debe tomar la zarzaparrilla gorda combinada con calaguala, pues resulta grandemente beneficioso para personas que tienen mucho tiempo con este padecimiento.

Está  muy recomendada en casos de padecimientos del riñón, retención de líquidos o En estos enfermos la retención de líquidos produce que el sudor huela a orina; para este tipo de pacientes resulta útil esta planta.

Tomar calaguala está indicado cuando ya se desarrollaron cálculos en los riñones, cuando se tiene la orina anaranjada (con micro hemorragias), esta planta detiene la hemorragia en los riñones.

Es de gran utilidad tomarlo en casos de pie inflamado, gotoso, cuando existe un exceso de ácido úrico, cuando el dedo gordo del pie se inflama y los cristales en la sangre producen dolor en las articulaciones, como por ejemplo en la muñeca. También cuando se hacen “bolas” en el codo, se tiene dolor de cadera o cuando se siente la persona torcida con dolor de cintura, cuando se padece osteorartritis degenerativa, incluso cuando los huesos se raspan al contacto uno con otro. También es útil su uso en casos de sífilis, herpes de boca y flujos vaginales.

Difunde este artículo:

Deja un comentario