Propóleo y mercadela, aliados contra la amigdalitis

La amigdalitis o nfección de las anginas, puede producirse por el ataque de microorganismos al área de la faringe y directamente a las amígdalas. Se puede tratar de virus, bacterias u hongos que suelen propagarse en un ambiente insalubre. Desafortunadamente, en el caso de los niños pequeños, la amigdalitis suele estar producida por un virus, más aún si se acompaña de catarro o gripe.

ea5235682de38aacLos síntomas más comunes son el agrandamiento de los ganglios del cuello, fiebre alta y dolor de garganta, sobre todo al pasar saliva. La garganta se encuentra enrojecida y, algunas veces, se llegan a formar placas blanquecinas en la zona. En muchas ocasiones, se piensa que la amigdalitis es una enfermedad sin consecuencias graves, pero si no se atiende oportunamente puede provocar alteraciones cardiacas.

El niño que tiene un sistema inmune débil y presenta este tipo de infección en la garganta es un candidato con alto riesgo de sufrir los efectos de la fiebre reumática. Cuando la lesión es grave da como resultado un niño cardiópata que llevará este mal para toda la vida.

  • Alternativa natural

Calendula---Mercadela--Variedad--Comun--952Para detener inmediatamente los síntomas de la amigdalitis podemos emplear los beneficios de la mercadela (Calendula officinalis) que contiene un aceite esencial de acción estimulante y antirreumático. Puede preparar una infusión de mercadela para gargarismos y desinflamar tanto las amígdalas como las infecciones de las vías respiratorias. Si se trata de niños pequeños, puede darle cucharaditas de la infusión de mercadela cada 4 horas.

Así mismo, la malva (Malva parviflora, L.) es una planta que tiene virtudes emolientes y desinflamatorias. Las hojas contienen una sustancia mucilaginosa que ayuda en los casos de bronquitis, tos, irritación de las anginas y facilita la expectoración. Se utiliza en forma de té para hacer gargarismos, de esta manera los niños podrán descongestionar sus vías respiratorias y eliminar el dolor de las anginas irritadas.1

Otro producto natural que nuestras amigas las abejas nos brindan es el propóleo o própolis. Es una sustancia resinosa que las abejas obtienen de algunos vegetales para recubrir las paredes de su panal y mantenerla libre de bacterias. De igual manera similar, el propóleo al entrar en contacto con las anginas y la garganta, crea una acción antibacteriana, antiviral, antiinflamatorio y ligeramente analgésico.

Puede preparar una solución con propóleo y las dos plantas que sugerimos anteriormente y dar unas pinceladas en la garganta para desinflamar el área de las anginas para aliviar los problemas de faringitis, laringitis y otras infecciones. Recuerde que la infección de las amígdalas es un padecimiento que debe tratarse oportunamente reforzando las defensas de sus hijos con una buena alimentación y los cuidados necesarios para evitar futuras complicaciones.

Difunde este artículo:

Deja un comentario