Controlan hojas de chirimoya la diabetes mellitus tipo 2

Con el fin de ayudar a controlar la diabetes mellitus tipo 2, investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), presentaron un proyecto donde se comprueba que las hojas de Annona Cherimola, nombre científico de la chirimoya, poseen propiedades óptimas para lograrlo, sin causar algún efecto secundario.

nota2Los investigadores Ivonne Olivares Corichi de la Escuela Superior de Medicina (ESM), Fernando Calzada Bermejo de la Unidad de Investigación Médica en Farmacología del Centro Médico Nacional Siglo XXI y Jesús Iván Solares Pascasio quien gracias a este proyecto, obtuvo el grado de maestro en Ciencias con especialidad en Farmacología, se encuentran considerando la posibilidad de producir un fitofármaco que complemente los tratamientos orales, ya que las hojas de chirimoya, a diferencia del fruto, no tienen uso comercial, es por ello que este recurso es abundante y no se pondría en peligro.

Las hojas de chirimoya estarían regulando los niveles de glucosa en la sangre, es decir si éste es superior al adecuado, lo reduciría, y viceversa. Los especialistas informan que antes de estudiar esta investigación en humanos, lo harán en los cerdos, ya que su producción de insulina se asemeja a la del hombre. Toda vez que fueron administradas fuertes dosis del extracto de la planta, en diversos modelos animales sin afectar sus órganos internos, a fin de poder estandarizar a dosis adecuada y lograr su efecto en las primeras cuatro horas de la aplicación.

nota2bSe realizaron también pruebas en roedores diabéticos, y sus niveles se regularon, esto, durante 28 días, una semana después se suspendió, y el proceso diabético continuó. De acuerdo a los efectos y los componentes del extracto, podrán complementar fármacos como metformina, glinbenclamida y acarbosa.

Aunque se trataría de una excelente aportación medicinal, y a pesar de que las hojas de chirimoya ya tienen este uso, es importante confirmar los efectos a través de estudios clínicos, esto únicamente para comprobar que sea seguro su uso.

Fuente: La Jornada

Post Author: Apromeci

Deja un comentario