Chicle natural de indígenas mayas se distribuye en 45 naciones

La mayor parte de los propietarios del Consorcio Chiclero, empresa social, encabezado por Manuel Adrete, son indígenas mayas; éste, lleva 4 años con crecimiento en cuanto a sus ventas de chicle natural en Europa, con una tasa de crecimiento anual promedio del 25 por ciento.

nota1En 2015, facturaron 2 millones y medio de unidades, cajas con sobres que tienen una tira de chicle natural dividido en fragmentos de 15 o 30 gramos cada una.

Este Consorcio, actualmente es el sustento de aproximadamente dos mil familias, las más de indígenas mayas que tienen cientos de años de muchas generaciones trabajando esos árboles que pueden llegar a tener una vida de 300 años. Ahora, los chicleros viven mejor, cuentan con seguridad social, fondo de ahorro, prestaciones y becas para sus hijos a nivel medio y superior.

Al día de hoy, la base productiva es de un millón 300 mil hectáreas y sumando, el potencial productivo excede las 5 millones de hectáreas, además se han incorporado nuevas tendencias de sustentabilidad, cuidado del medio ambiente, han certificado sus cultivos como orgánicos, han atendido a más de 45 naciones, todo Europa, parte de Asia, Estados Unidos y Canadá. El chicle de Chiczé es Biodegradable.

Los chicles se surten en diversos sabores; limón, menta, canela, mezcla de moras y yerbabuena. Cuentan con sus certificaciones que avalan que se trata de un producto orgánico, mismas que les abre las puertas a la Unión Europea, Estados Unidos e incluso amigable a los hábitos de consumo Kosher.

Este Consorcio ha superado diversas circunstancias a lo largo de la historia, desde la hegemonía en la compra gringa hasta la tiranía nipona. Actualmente, no sólo venden materia prima, elaboran sus propios productos y cuentan con comercializadoras propias en el extranjero.

Se espera que este año, sean recuperadas mil hectáreas e intentarán diversificar cultivos afines al árbol agregando al pie pimienta nativa de la selva y harina de Ramón, cereal afín al árbol de Chicozapote que ofrece el látex del chicle natural.

Fuente: Jorge Castro

Difunde este artículo:

Deja un comentario