Templo de las Siete Muñecas operó como “reloj sideral”

El astrónomo Eddie Salazar Gamboa catedrático del Instituto Tecnológico de Mérida (ITM) señaló que la desviación de cuatro grados en su construcción y características del Templo de las Siete Muñecas en Dzibilchaltún operó como un “reloj sideral” y no como un marcador de los equinoccios de primavera y otoño como se ha creído.

1277458Dicha desviación equivale  a la diferencia del día sideral, ya que éste dura 23 horas con 56 minutos, por ello se cree funcionaría como un reloj sideral, ya que a diferencia de un reloj solar que se enfoca al movimiento de las estrellas.

El Templo de las Siete Muñecas, que se encuentra en el norte de la capital yucateca tiene una desviación de cuatro grados respeto al Este, por lo tanto no tiene una alineación con el Sol en el momento preciso que se registra el equinoccio.

Salazar Gamboa, dijo que desde 1985 se ha desmontado el costado del acceso principal para que los asistentes observen el paso del Sol.  La realidad es que “los mayas alinearon detalladamente sus edificaciones con respecto del Sol y la Luna, así como Venus y las estrellas, por ello creo no marca los equinoccios”, subrayó.

Además, la puerta principal está dirigida hacia una estela colocada en medio del camino de tierra, ocultando al Sol exactamente en el cenit. El astrónomo quien junto con Segovia Pinto descubrieron el fenómeno arqueoastronómico lunar en distintos sitios mayas del estado durante la primera Luna llena después del equinoccio de primavera, agregó también que en 2006 logró establecer que el templo sólo marcaba el Sol, en el momento justo que se encuentra sobre nuestras cabezas y sin proyectar sombras verticales.

Fuente: Informador Mx

Difunde este artículo:

Deja un comentario