LA ETERNA RELACIÓN DE LA COMUNIDAD MAZAHUA Y LA MARIPOSA MONARCA

Celebración de día de muertos en el pueblo mazahua de Michoacán Entre los mazahuas de Michoacán, la celebración de día de muertos se espera con un cumulo de sentimientos; alegría, tristeza, llanto, recuerdos y añoranzas de aquellos tiempos de convivencia con el ser querido, de los consejos, llamadas de atención, enseñanzas, actitudes, todo se viene a la mente, es como si en ese momento la película del tiempo retrocediera lentamente para visualizar los momentos que quedaron marcados por los seres queridos que se han adelantado y que a pesar del tiempo, no se olvidan. Así, cada año a finales de octubre, las familias mazahuas se preparan para llevar a cabo esta gran celebración, el día de muertos, momento propicio para perdonar y ser perdonados por los comportamientos negativos, lo malo que se ha hecho a la sociedad, y porque, “Uno no es eterno en esta tierra”. Todo empieza el 27 de octubre, según la tradición oral de los ñatrjos “Las almas de los difuntos llegan a través de las mariposas o xefes, que vienen a visitar a los vivos y a convivir con ellos, durante la noche se nutren de la esencia de los alimentos, frutas, flores e incienso que se les ofrece en los altares familiares, al día siguiente, desde muy temprano regresan a su morada con esos sabores y olores que en vida tanto disfrutaban”. Cada difunto tiene su importancia, su día, su recuerdo, los niños que no fueron bautizados, los adultos que murieron por enfermedad, aquellos que se fueron a causa de los rayos, quienes han sido asesinados y las mujeres que fallecieron debido al parto. Según la creencia de los ñatrjo, a partir de entonces y hasta el día dos de este mes, se recuerda a todos. Sin embargo, la fiesta más grande, por decirlo de alguna manera, se celebra el día dos de noviembre

Además las llegada de la Mariposa Monarca, es otro acontecimiento significativo entre el pueblo mazahua, ya se las considera como el alma de los muertos que regresan y, como las hijas del sol.

Difunde este artículo:

Deja un comentario