Quieren proteger la cultura indígena.

A raíz del escándalo de la francesa Isabel Marant muchos políticos, empresarios y público en general se a interesado en proteger e incentivar la cultura empresarial indígena.

Pymes-indigenas

El senador Benjamín Robles Montoya no es la excepción y propuso establecer apoyos específicos para este sector.

Ante el pleno del Senado de la República, el senador del PRD calificó de insuficiente la atención que el Gobierno federal da a las empresas indígenas, lo que las obliga a buscar caminos alternativos de permanencia.

“Caminos donde no siempre se consigue el éxito y donde el riesgo al fracaso también es alto; donde la informalidad está siempre presente como una posibilidad obligada de sobrevivencia”, sostuvo.

Además, dijo, existen vacíos, imprecisiones y generalidades legales sobre asuntos indígenas cuyos efectos se reflejan en niveles de baja competitividad y productividad.

Al justificar su iniciativa para modificar la Ley para el Desarrollo de la Competitividad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, el senador por Oaxaca recordó el incidente que mantiene a una comunidad zapoteca con una diseñadora francesa sobre el plagio y la utilización de un diseño originario de la Sierra Norte de Oaxaca.

“Y esto sucede cuando no existe la protección legal al producto artesanal ni mucho menos al fomento que requieren nuestras comunidades indígenas”, advirtió,

Robles Montoya reiteró la necesidad de especificar la existencia y también la presencia de las empresas de origen y de composición indígena en las leyes a favor del crecimiento económico.

Apuntó que en México la población indígena llega a casi 12 millones de personas y hay más de 200 empresas de índole indígena, de las cuales sólo el 56 por ciento están legalizadas.

“Y son poblaciones todas éstas cuya atención tiene que ir más allá de las políticas asistenciales con el propósito de acelerar en los hechos las condiciones de formación y desarrollo de las empresas”, dijo.

Por ello, consideró importante y urgente prestar atención a este tipo de empresas pero desde la perspectiva de la productividad y competitividad por lo que la Ley para el Desarrollo de la Competitividad de la Micro, la Pequeña y la Mediana Empresa debe incluir de manera específica apoyos para las empresas indígenas.

Explicó que se deben considerar las características particulares de cada empresa y población indígena como el tipo de lengua que hablan y los usos y costumbres, así como la complementariedad de los asuntos jurídicos con el propósito de que se pueda dar un proceso de inclusión para incentivar la formación de una cultura empresarial indígena.

La iniciativa se turnó a las comisiones de Asuntos Indígenas y de Estudios Legislativos para su análisis y posterior dictamen.

Nota: almomentoNoticias

Difunde este artículo:

Deja un comentario