¿Qué son los quelites?

La palabra “quelite” viene del náhuatl, quilitl, y abarca todas las verduras tiernas comestibles. Estas verduras son nativas de México, y a diferencia de otros vegetales, crecen de manera silvestre en casi cualquier terreno, usualmente en la milpa.

Son muy adaptables al tipo de clima y a los recursos que tenga el subsuelo. Por lo tanto no hace falta cuidar su cultivo, sólo cortarlas en el momento correcto, ya que si están muy maduras tienden a tener un sabor más amargo.

Además de su alta resistencia climática, los quelites tienen un alto valor nutricional. Contienen mucho hierro, potasio y fibra. Inclusive más que la espinaca. Gracias a estos atributos, los quelites fuero parte esencial de la dieta mesoamericana.

Quelites en MexicoQuelites silenciados

Al igual que el amaranto, el sabor y los beneficios de los quelites fueron silenciados por la dominación colonial. La introducción de las lechugas, espinacas y acelgas europeas, desplazaron la producción de los quelites.

Hasta la fecha los quelites han sido relegados como alimento de segunda. Sin embargo, comemos muchos quelites sin siquiera saberlo, y es que varios platillos mexicanos están preparados a base de quelites. A continuación les describo los quelites más populares que seguramente hemos comido en tamales, capeados, o guisos con mole.

Quelites más populares

Romeritos

Los típicos romeritos de Navidad, son ni más ni menos que quelites. También se conocen como romerillos o quelites salados. Su tallo y hojas son comestibles, pero no se pueden comer crudos. Deben cocerse primero, y después se agregan a guisos y salsas. Son muy consumidos en la Ciudad de México, y su uso más común, es el plato navideño con mole, nopales y tortitas de camarón.

como_preparar_romeritosVerdolagas

Un clásico platillo de casa o fonda mexicana, es el cerdo en salsa verde, y siempre va preparado con verdolagas, otra variedad de quelite. Estas son muy comunes y fáciles de encontrar (en el terreno de mi casa salen de forma silvestre). Se pueden usar crudas para ensaladas, pero es más fácil digerirla después de cocerla. Si no comen carne, pueden preparar sólo verdolagas en salsa verde y es igual de delicioso.

Verdolagas-The-Perfect-Green-MainPhotoChaya

Originaria del sureste de México, la chaya es un arbusto de hojas comestibles. Sus hojas son ricas en calcio, hierro, fósforo y es una fuente importante de proteína. Se recomienda su consumo para combatir la diabetes, la artritis y mejora el funcionamiento del cerebro. Además de fortalecer los huesos y ayudar a bajar de peso.

Se puede preparar de diversas maneras. Desde agua fresca, hasta en huevo o el típico tamal yucateco: Brazo de Reina.

54b852fcb4Pápalo

Este quelite es característico por su fuerte olor. Suelen comerse sus hojas crudas. Es famoso por ser el ingrediente que le da su característico sabor a la cemita poblana.
papaloDSC_9283Huazontle

Este quelite que se asemeja mucho a la planta de amaranto, es la base de otro famoso platillo mexicano: las tortitas capeadas de huazontle en mole o salsa roja. Este es uno de mis platillos mexicanosfavoritos. No tiene carne y además el huazontle es muy fácil de digerir.

image1-870x430Berros

Esta planta tiene muchos tallos, hojas y flores. Se puede comer cruda. De hecho, sabe muy rica en ensaladas. En México también se usa en sopas y cremas. Al igual que la mayoría de los quelites, es muy nutritivo. Tiene propiedades depurativas (purifica), y es diurético.


berros
Hoja Santa

Este es mi quelite preferido. Tiene un sabor fuerte y olor penetrante. En épocas prehispánicas se usaba con el cacao. En comida tradicional mexicana, se usa en salsas, tamales, y sobretodo, para envolver el pescado. Se considera un buen remedio para problemas respiratorios.

Existen muchas otras variedades de quelites, que al igual que las anteriores son usadas en la comida diaria mexicana. Por ejemplo el delicioso tamal de chipil, está hecho de quelites. Sin embargo, su bajo reconocimiento social a relegado su consumo.

images

De acuerdo a investigadores de la UNAM, a pesar de ser verduras nutritivas, baratas y fáciles de cocinar, en México no se consumen. Probablemente se deba a la connotación de bajo estatus social, que algunas personas le atribuyen. El hecho de que se pueda dar de manera silvestre en cualquier terreno, hace que la gente lo considere menos que una lechuga comprada en supermercado. Lamentablemente se ha desperdiciado una gran fuente de sabor y nutrición.

Actualmente existen muchos movimientos a favor de los quelites. Activistas y asociaciones civiles, ven en los quelites el futuro de la seguridad y soberanía alimentaria.

Difunde este artículo:

Deja un comentario